'Bolillo', el perro inmigrante que acompaña la caravana
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'Bolillo', el perro inmigrante que acompaña la caravana

COMPARTIR

···

'Bolillo', el perro inmigrante que acompaña la caravana

Este pitbull ha recorrido 900 kilómetros para acompañar a su dueño que partió desde Honduras con destino a Estados Unidos.

Redacción
25/10/2018
Actualización 25/10/2018 - 21:06
A este perro se le nombró en su natal Honduras como 'Fiera', pero en Guatemala se le cambió por 'Bestia'.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Ni el largo viaje desde Honduras, ni el río Suchiate en la frontera sur de México han detenido a 'Bolillo', un pitbull que acompaña a su dueño en la caravana migrante que busca llegar a Estados Unidos.

"En Honduras le dicen 'Bestia', aquí en México se le ha cambiado el nombre porque le han gustado los bolillos y se llama 'Bolillo' ahora", indicó su propietario en una entrevista para CNN realizada cuando ambos ya habían llegado a Huixtla, Chiapas este miércoles.

Indicó que decidió traer a su mascota porque es su mejor amigo, y porque así -dice- no se le acercan los policías.

"Entonces no lo podía dejar, si a la familia no la dejó votada, a él tampoco. Voy a cruzar con él también", indicó el propietario.

Detalló que hay trayectos en los que los lleva cargando en su espalda, pero otros caminando o cuando hay una oportunidad, en un carro donde van otros migrantes también.

A este perro se le nombró en su natal Honduras como 'Fiera', pero en Guatemala se le cambió por 'Bestia', que es como los migrantes le llaman al tren que los lleva a la frontera con Estados Unidos y ahora nuevamente a 'Bolillo'.

"El sobrenombre del perro obedece a que en su largo camino, su dieta esencial es el bolillo", indica la Universidad de Ciencias Jurídicas de Morelos en un video que realizó sobre la caravana.

Durante el día, su dueño lo lleva con una correa muy parecida a una cadena, pero en las noches lo guarda en una jaula, de acuerdo con el diario El País.

Bolillo llamó la atención de la gente en los 900 kilómetros que ya ha recorrido la caravana y se deja ser acariciado unos momentos, ya que debe acompañar a su dueño en los mil 500 kilómetros que tienen por recorrer en busca de oportunidades laborales y económicas.