¿Por qué Joe Biden 'sale ganando' en el inicio del 'impeachment' contra Trump?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Por qué Joe Biden 'sale ganando' en el inicio del 'impeachment' contra Trump?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Por qué Joe Biden 'sale ganando' en el inicio del 'impeachment' contra Trump?

bulletVarios de sus rivales en la búsqueda de la candidatura demócrata a la Presidencia, como Bernie Sanders o Elizabeth Warren, no podrán abandonar Washington cuando haya actividad del proceso contra el mandatario estadounidense.

Bloomberg / Sahil Kapur and Jennifer Epstein
17/01/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El juicio político contra el presidente Donald Trump volverá a poner 'en el foco' a Joe Biden y a su hijo Hunter, pero también ofrecerá al ex vicepresidente una oportunidad excepcional para hacer campaña mientras varios de sus rivales estarán 'atrapados' en el Senado de Estados Unidos.

El proceso, que iniciará el martes, mantendrá a los senadores Elizabeth Warren y Bernie Sanders en Washington, a solo tres semanas de distancia del primer caucus demócrata en Iowa. Los dos progresistas, junto con Amy Klobuchar y Michael Bennet, tuvieron que estar en la capital del país el jueves para hacer su juramento como jueces.

Mientras la duración del juicio, que puede extenderse por semanas, los senadores solo podrán hacer campañas 'ráfaga' durante los fines de semana o cuando se declare un receso en el juicio. Warren tiene programado regresar a Iowa y Carolina del Sur durante el próximo fin de semana festivo (por el Día de Martin Luther King Jr.), mientras que Sanders planea ir a Nueva Hampshire.

Mientras tanto, Biden planea una gira de tres paradas en Iowa a partir del viernes y el sábado y estará toda la próxima semana haciendo campaña allí y en Carolina del Sur.

Pete Buttigieg, quien también es libre de hacer campaña y necesita un buen resultado en Iowa para aumentar su posición nacional, inició una gira de 13 ciudades el miércoles que se extenderá hasta el próximo sábado.

"Ciertamente, Buttigieg y Biden se beneficiarán de ser los únicos candidatos 'top' haciendo campaña en Iowa si hay un juicio en el Senado", explicó Ian Sams, quien trabajó para la campaña presidencial 2020 de Kamala Harris antes de que se retirara el mes pasado.

"Los candidatos que están atrapados en Washington (Elizabeth Warren, Bernie Sanders y Amy Klobuchar), tendrán que ser creativos con su capacidad de divulgación en Iowa", agregó.

Sanders declaró el jueves en Capitol Hill que su principal responsabilidad es con el cargo que ocupa actualmente, no con el que busca.

“Hice un juramento de lealtad a la Constitución como senador. ¿Prefiero estar en Iowa? Me gustaría, pero este es mi trabajo. Soy un senador de Estados Unidos y voy a estar aquí, voy a dar lo mejor de mí ", apuntó.

Pero a pesar del momento afortunado, la acusación de atención que atrae a Hunter Biden deja una oportunidad para que los republicanos ataquen al candidato demócrata por acusaciones de que el pasado puesto lucrativo de Hunter en Burisma, una compañía ucraniana de energía, era corrupto.

Algunos demócratas temen que los republicanos estén tratando de 'asfixiar' a su candidata con malos titulares de la misma forma que usaron el servidor de correo electrónico privado de Hillary Clinton en su contra en 2016, aunque no está claro que tal estrategia funcione.

"Justo o no, con los correos electrónicos de Hillary ya había una percepción en el electorado de que era sospechosa, hubo preguntas sobre ella y la corrupción que rodeaba a los Clinton que en realidad se 'quedó' con una gran parte de la población, y la cobertura de los correos electrónicos alimentó eso", dijo Sims.

Entre los votantes demócratas, el nivel de apoyo de Biden se ha mantenido estable al frente con un apoyo de entre 26 y 30 por ciento desde septiembre, antes de la publicación de una denuncia de denuncia de irregularidades que atrajo la atención nacional al trabajo de Hunter Biden y detonó el proceso de juicio político contra Trump.

Un punto problemático para los republicanos y los demócratas es si permitirán que se llame a testigos al juicio, lo que pondría a Hunter Biden en la incómoda posición de ser obligado a testificar. Algunos republicanos han amenazado con llamarlo si los demócratas obtienen suficiente apoyo republicano para forzar apariciones de figuras de la administración, como el exasesor de seguridad nacional, John Bolton, y el director de presupuesto de la Casa Blanca y el jefe de gabinete interino, Mick Mulvaney.

La campaña de Biden ha tratado de evitar que las afirmaciones del partido Republicano pongan en duda su viabilidad como candidato contra Trump, lo que podría ser perjudicial entre en un electorado demasiado obsesionado con la 'elegibilidad' de las personas que buscan la candidatura demócrata.

Independientemente de si el joven Biden testifica o no, el juicio político contra Trump, el tercero en la historia de los Estados Unidos, dará 'armas' al equipo legal del presidente para lanzar ataques contra Biden con impactos impredecibles en la opinión pública.

El portavoz de la campaña de Biden, TJ Ducklo, rechazó las acusaciones de Trump sobre Hunter como 'patéticas teorías de conspiración' provocadas por el miedo a perder las elecciones en noviembre.

"Donald Trump aparece como la 'estrella' del tercer juicio político a un presidente en la historia de Estados Unidos por una simple razón: estaba tan aterrorizado de enfrentar a Joe Biden en una elección general que trató de obligar a una potencia extranjera a inventar mentiras sobre la familia Biden", subrayó.

La congresista Dina Titus, una demócrata de Nevada que respaldó a Biden, explicó que cualquier impacto de los señalamientos republicanos sobre los Biden y Burisma no era necesariamente algo malo para el exvicepresidente.

"Le da a Biden la oportunidad de decir que no hay nada allí, de 'limpiar' su nombre", abundó.

"Ciertamente, no creo que esto sea malo porque cuanto más dure (el juicio político), más cosas malas saldrán sobre Trump. La gente está recibiendo una gran dosis de lo malo que es. Y cuanto más se persigue a Biden, más parece que es él contra quien no quiero enfrentarse y eso aumenta su probabilidad de elección ", remarcó.