Berlusconi dice que Mussolini hizo cosas buenas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Berlusconi dice que Mussolini hizo cosas buenas

COMPARTIR

···
menu-trigger
Mundo

Berlusconi dice que Mussolini hizo cosas buenas

bullet

27/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Notimex
 
Roma.- El dictador fascista italiano Benito Musolini "hizo muchas cosas buenas", aunque su peor culpa fueron las leyes raciales que permitieron la deportación de los judíos a los campos de exterminio, declaró hoy el ex primer ministro, Silvio Berlusconi.
 
"El hecho de las leyes raciales fue la peor culpa de un líder, Mussolini, que en otros campos hizo bien", dijo el Cavaliere al participar en Milán en la Jornada de la Memoria, en la que se recuerda a las víctimas del Holocausto.
 
Opinó que en el exterminio de los judíos "Italia no tiene las mismas responsabilidades que Alemania" y que su complicidad con el nazismo "al inicio no fue completamente consciente".
 
Dijo que al interior de la alianza entre Italia y Alemania estuvo la imposición de combatir y exterminar a los judíos.
 
En plena campaña electoral, Berlusconi participó sorpresivamente en la Jornada de la Memoria, aunque sus palabras sobre Mussolini fueron duramente criticadas.
 
"Las palabras de Berlusconi son una vergüenza y un insulto a la historia y a la memoria. Debe disculparse con todos los italianos", declaró el líder en la Cámara de Diputados del centroizquierdista Partido Democrático, Dario Franceschini.
 
Para la senadora Anna Finocchiaro, del mismo partido "las palabras de Berlusconi son inauditas, pues las culpas de Mussolini y de su régimen no son sólo las atroces leyes raciales, sino también otras cosas, comenzando por el sofocamiento de la democracia en nuestro país y la alianza con el nazismo".
 
"Por ello le recuerdo a IL Cavaliere que la nuestra es una república antifascista y que el fascismo está fuera de la ley en nuestro país", agregó.
 
La ceremonia por la Jornada de la Memoria fue celebrada por el primer ministro dimisionario, Mario Monti en el andén número 21 de la estación central de trenes de Milán, desde donde salían los convoyes cargados con judíos en dirección a los campos de exterminio.
 
"El riesgo de la segregación y del antisemitismo está aún presente, debemos tener mucho cuidado y actuar de modo que estos focos, que de vez en cuando retornan, no den lugar a nuevas tragedias", afirmó Monti.
 
Insistió en que "la indiferencia es el verdadero peligro" y que "la historia y la memoria no pueden pertenecer sólo a una parte de la población".