Mundo

Autoridades de salud de EU reducen a un metro la distancia requerida entre alumnos en escuelas

Las recomendaciones representan un cambio del estándar de 6 pies (1.8 metros), que ha limitado drásticamente la cantidad de estudiantes que algunos colegios.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) informaron este viernes que las escuelas podrán permitir una distancia social entre estudiantes de tres pies (1 metro), en lugar de seis como se hacía actualmente, en todas las aulas de Estados Unidos.

En lo que se espera sea un impulso para la reapertura de escuelas en todo el país, la guía largamente esperada de los CDC sobre cómo las escuelas pueden reabrir de manera segura, se produce después de que legisladores y padres de familia se preocuparan cada vez más por regresar a la educación presencial para ayudar con el aprendizaje y el desarrollo social de los niños.

La agencia dijo que las escuelas que decidan una distancia física menor a seis pies (1.8 metros) pueden usar las pruebas COVID-19 para brindar protección adicional. Se han eliminado las recomendaciones anteriores para la instalación de barreras físicas. La guía detalla qué acciones deben tomar las escuelas para controlar la transmisión en caso de grupos de infecciones entre los estudiantes.

"La instrucción presencial segura les da a nuestros niños acceso a servicios críticos de salud social y mental que los preparan para el futuro, además de la educación que necesitan para tener éxito", comentó Walensky. "Estas recomendaciones actualizadas proporcionan la hoja de ruta basada en la evidencia para ayudar a las escuelas a reabrir de manera segura y permanecer abiertas para la instrucción en persona".

Los niños de primaria pueden estar separados por al menos tres pies (1 metro) en las aulas, anunciaron los CDC. La misma guía se aplica a los estudiantes de secundaria y preparatoria, a menos que se encuentren en áreas de alta transmisión comunitaria.

Los niveles de transmisión en la comunidad se definen como el total de nuevos casos de COVID por cada 100 mil personas en los últimos siete días; el bajo es hasta nueve y el alto es 100 casos o más. Se anima a las escuelas a ajustar la distribución de las aulas para maximizar la distancia entre los estudiantes, y los escritorios deben estar orientados en la misma dirección cuando sea posible.

Sin embargo, los CDC continúan recomendando al menos seis pies de distancia (1.8 m) para otras situaciones. Por ejemplo, los niños deben mantener esa distancia en circunstancias en las que no es posible usar un cubrebocas. Las actividades que implican una mayor exhalación, como cantar, orquestar o practicar deportes, también deben cumplir con la regla de los seis pies y realizarse al aire libre cuando sea posible.

Se espera que los maestros y el personal se mantengan a esa distancia entre sí y entre estudiantes, ya que las investigaciones muestran que la transmisión de adulto a adulto es más común en las escuelas que la transmisión entre estudiantes o entre alumnos y maestros.

Otras recomendaciones

Los CDC también brindaron más orientación sobre el transporte, diciendo que las escuelas deben crear una distancia entre los niños en los autobuses escolares, como por ejemplo, sentar a un niño por fila. Las ventanas deben abrirse para mejorar la ventilación y los estudiantes deben usar máscaras faciales.

Las recomendaciones sobre las pruebas permiten la participación segura en deportes. Las escuelas pueden considerar evaluar a los estudiantes-atletas, entrenadores, padres u otros adultos que apoyan las actividades extracurriculares.

Durante una conferencia de prensa este viernes, Walensky respondió a una pregunta sobre por qué la nueva investigación de los CDC sobre las escuelas no abordó las escuelas urbanas con fondos insuficientes.

Existe una creciente evidencia de muchos entornos escolares diferentes que no controlaron la ventilación para demostrar que es seguro en las aulas donde se usan cubrebocas y los estudiantes miden al menos un metro de distancia, dijo Walensky.

Los sindicatos de docentes de todo el país se han opuesto a la reapertura de las escuelas por motivos de seguridad. Randi Weingarten, presidenta de la Federación Estadounidense de Maestros, le dijo al New York Times esta semana que estaba preocupada por la posibilidad de nuevas pautas y sugirió que los CDC podrían haber sido presionados para cambiar su guía.

En respuesta a una pregunta, Walensky dijo que había hablado con representantes de los sindicatos. "Saben que tenemos que seguir la ciencia y hacer que nuestra guía se base en esa ciencia, y fueron muy respetuosos con eso", dijo.

La administración de Biden dijo el miércoles que proporcionaría a los estados miles de millones de dólares para las pruebas COVID para ayudar a reabrir las escuelas de manera segura. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EU está asignando 10 mil millones de dólares para ayudar a las escuelas a evaluar a los maestros, el personal y los estudiantes.

Otros 2 mil 250 millones de dólares respaldarán la ampliación de las pruebas en poblaciones desatendidas y el desarrollo de una nueva guía sobre detección en escuelas, lugares de trabajo y entornos de congregación.

Tres estudios, publicados este viernes en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC, dijeron que la evidencia muestra que una distancia física de al menos tres pies (1 metro) entre los estudiantes se puede adoptar de manera segura en el aula.

El mundo 'ruega' por vacunas contra COVID... y EU se da el lujo de desperdiciarlas

Pfizer o Moderna: ¿qué tan útil es recibir solo la primera dosis ante abasto limitado de vacunas?