Atentados en Irak dejan 22 muertos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Atentados en Irak dejan 22 muertos

COMPARTIR

···
Mundo

Atentados en Irak dejan 22 muertos

28/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.


AP
 

Varias explosiones azotaron Bagdad y poblados al sur de la capital iraquí, lo que dejó 22 muertos y decenas de heridos en áreas de mayoría chií.
 

Los ataques tuvieron lugar un día antes de que, según se espera, decenas de miles de suníes salgan a las calles a protestar contra el gobierno del primer ministro Nuri al-Maliki, encabezado por chiíes. Esas manifestaciones, que se han convertido en una costumbre semanal, exacerban las tensiones ente los suníes y la mayoría chií, casi una década después de la invasión dirigida por Estados Unidos.
 

El ataque más mortífero ocurrió al atardecer cuando 2 bombas estallaron casi simultáneamente en Shila, en el noroeste de Bagdad. Una fue un coche-bomba que detonó sus explosivos frente a un restaurante de comida rápida y la otra una explosión cerca de un estadio de fútbol. Las 2 bombas dejaron 15 muertos y por lo menos 40 heridos, informaron las autoridades.
 
 
Nadie se atribuyó los ataques inmediatamente, pero los de estas características en sectores chiíes son la táctica favorita de extremistas suníes, como la filial local de al-Qaida. El grupo, conocido como Estado Islámico de Irak, considera a los chiíes como herejes y los acusa de estar estrechamente alineados con Irán, poderoso estado chií.
 

Poco antes, otra bomba estalló en el Mercado de Ganado de Aziziya, a 55 kilómetros (35 millas) al sudoeste de Bagdad. Ese ataque dejó 3 muertos y 8 heridos.
Horas más tarde, una bomba en un camino aparentemente destinada a un vehículo policial en el oeste de Bagdad provocó la muerte de un peatón e hirió a 8.
 

Al anochecer, explosivos ocultos bajo un cargamento de verduras en la parte posterior de una furgoneta estallaron en el pueblo de Mahmudiya, a 30 kilómetros (20 millas) al sur de Bagdad. Ese ataque dejó 3 policías muertos y 6 heridos.
 

Mientras tanto, las autoridades pusieron en libertad a otro grupo de reclusos de una prisión de Bagdad en una medida destinada a calmar a los manifestantes suníes. El viceprimer ministro Hussain al-Sharistani anunció la libertad de 160 prisioneros, incluso 13 mujeres, durante una ceremonia en la prisión.