AT&T abandona el mercado de TV de paga en Venezuela
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

AT&T abandona el mercado de TV de paga en Venezuela

COMPARTIR

···
menu-trigger

AT&T abandona el mercado de TV de paga en Venezuela

bulletLa decisión se debió a que las sanciones de EU prohíben a su plataforma transmitir canales solicitados por el Gobierno venezolano, informó la empresa.

AP
19/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

AT&T anunció este martes que abandonará de inmediato el mercado de televisión de paga de Venezuela, ya que las sanciones estadounidenses prohíben a su plataforma DirecTV transmitir canales que le pide el Gobierno de Nicolás Maduro.

La compañía con sede en Dallas informó que su decisión de cerrar su unidad es efectiva de inmediato.

“Debido a que es imposible que la unidad DIRECTV de AT&T cumpla con los requisitos legales de ambos países, AT&T se ve obligada a cerrar sus operaciones de TV de paga en Venezuela, una decisión que tomó el liderazgo de la compañía en Estados Unidos sin ninguna participación o conocimiento previo del equipo de DIRECTV Venezuela”, indicó la compañía en un comunicado.

AT&T era el principal proveedor de TV paga de Venezuela y fue una de las últimas grandes compañías estadounidenses que todavía operaban en el país asolado por la crisis.

Últimamente se vio presionada para cumplir con las órdenes de los reguladores del Gobierno de Maduro de eliminar unos 10 canales, como CNN en Español, que han transmitido protestas antigubernamentales y cobertura crítica del país durante el último año.

DirecTV es también una plataforma importante para la transmisión de canales de televisión estatales que la oposición califica de propaganda. También se le pide transmitir Globovisión, una red privada propiedad de un empresario cercano a Maduro que es buscado por cargos de lavado de dinero en Estados Unidos.

Si bien AT&T no ha ganado dinero con sus operaciones en Venezuela durante años, la compañía se mostró reacia a cerrar sus operaciones en el país debido a su 44 por ciento de participación en el mercado y su compromiso con un centro de transmisión satelital desde el cual DirecTV emite casi un tercio de su programación a varias partes de América del Sur.