Así fue como Trump dejó que se 'esfumara' su oportunidad de construir un muro fronterizo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Así fue como Trump dejó que se 'esfumara' su oportunidad de construir un muro fronterizo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Así fue como Trump dejó que se 'esfumara' su oportunidad de construir un muro fronterizo

bulletEl presidente estadounidense prometió durante su campaña hacer una valla fronteriza con México. Sin embargo, sus planes no han salido como él tenía contemplado.

Bloomberg /Sahil Kapur y Steven T. Dennis
13/12/2018
Actualización 13/12/2018 - 11:48
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha rechazado numerosas oportunidades de obtener miles de millones para un muro fronterizo, y con los demócratas a punto de tomar el control de la Cámara de Representantes ese objetivo podría quedar fuera del alcance para siempre.

La mejor oportunidad que tuvo Trump de obtener el financiamiento para el muro fronterizo del nivel que quiere ocurrió en febrero de 2018, cuando el senador republicano Mike Rounds se unió al senador independiente Angus King en una propuesta de reforma a las leyes migratorias.

La propuesta incluía 25 mil millones de dólares durante una década para construir un muro a lo largo de la frontera sur y un camino a la ciudadanía para los llamados 'dreamers' que fueron traídos a Estados Unidos ilegalmente cuando niños.

También prohibía a los residentes con permiso de trabajo patrocinar a hijos adultos para obtener la residencia permanente y reorientaba las prioridades de aplicación de la ley para enfocarse en criminales que están en el país ilegalmente.

Trump calificó el proyecto de ley como una "amnistía gigante" por reducir el alcance de las deportaciones, y se quejó de que no terminaba con las visas de diversidad ni detenía la "migración en cadena" –el término irónico con que se refiere a las leyes que permiten a los ciudadanos estadounidenses patrocinar a los hermanos y padres para obtener el permiso de trabajo.

En medio de la feroz oposición de la Casa Blanca y una amenaza de veto de Trump, solo ocho senadores republicanos votaron a favor del proyecto de ley.

Con el apoyo de los demócratas obtuvo 54 votos, menos que los 60 que necesitaba para avanzar en el Senado. Otra propuesta de reforma migratoria respaldada por Trump obtuvo solo 39 votos.

Ahora, con Trump y los demócratas del Congreso en un punto muerto sobre el financiamiento del muro y sin una vía clara para una resolución, lo que aumenta el riesgo de un cierre parcial del Gobierno a partir de la noche del próximo viernes, los republicanos están expresando su pesar por el acuerdo que se esfumó.

"Tuvimos 54 votos sin el apoyo de nuestro liderazgo o de la Casa Blanca. Y hubo 45 demócratas que accedieron a gastar 25 mil millones de dólares, no solo autorizados sino también asignados, en un período de tiempo de 10 años", señaló Rounds de Dakota del Sur el miércoles en una entrevista.

"Todavía pienso que es lo que hay que hacer. Creo que habría sido un paso en la dirección correcta". "Se necesita el apoyo del presidente para proceder", sostuvo.

El senador Lamar Alexander, republicano de Tennessee que respaldó el proyecto de ley, dijo que la iniciativa "solucionaba el problema de DACA, daba al presidente lo que quería en seguridad fronteriza".

Alexander comentó que hay una lección en el fracaso: "Mejor aprovechemos estas oportunidades como vienen".

Trump tuvo una segunda oportunidad en marzo, cuando el Congreso enfrentaba un plazo para financiar al Gobierno y los dos partidos iniciaron las negociaciones para adjuntar disposiciones migratorias a la medida.

Los líderes demócratas del Congreso ofrecieron al presidente 25 mil millones de dólares para construir el muro a cambio de un camino hacia la ciudadanía para jóvenes indocumentados elegibles para DACA, como se conoce al 'Programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia'.

Pero la Casa Blanca y los líderes del Partido Republicano se opusieron a la iniciativa y solo ofrecieron una protección de dos años y medio para los beneficiarios de DACA a cambio del muro de 25 mil millones de dólares.

Los demócratas lo rechazaron, argumentando que concedería el deseo de Trump de forma permanente mientras dejaría a los 'dreamers' en el limbo después de unos años, según personas familiarizadas con las negociaciones en esa época. Y así las conversaciones fracasaron.

Nueve meses después, las mejores esperanzas de Trump de asegurar su promesa de campaña de "construir un muro" desaparecieron. Los demócratas, que recientemente ganaron el control de la Cámara, rechazaron su solicitud de 5 mil millones de dólares para comenzar a construir un muro de hormigón como parte de un proyecto de ley de gasto para financiar parte del Gobierno.

Los líderes republicanos, que aún controlan la Cámara y el Senado, están entrampados sin una forma para lograr que la medida sea aprobada en el Congreso.

No se ha ofrecido ninguna propuesta concreta para romper el estancamiento y aún no se ha programado una votación para el financiamiento del Gobierno antes de que se acabe el dinero después del 21 de diciembre.

Tras haber ganado 40 asientos en la Cámara tras una importante victoria electoral, el precio de la negociación de los demócratas para un muro ha aumentado: la probable presidenta de la Cámara Nancy Pelosi, de California, señaló el jueves pasado que se opondrá a financiar el muro de Trump a cambio de una solución a DACA, diciendo que sería "inmoral, ineficaz, costoso".

El senador republicano John Cornyn, de Texas, explicó que es una "lástima" que Pelosi ya no esté dispuesta a considerar un acuerdo de DACA para la financiación del muro. "Es una oportunidad perdida", señaló.