Asesinaron a 80 periodistas en 2018 en el mundo, denuncia Reporteros Sin Fronteras
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Asesinaron a 80 periodistas en 2018 en el mundo, denuncia Reporteros Sin Fronteras

COMPARTIR

···
menu-trigger

Asesinaron a 80 periodistas en 2018 en el mundo, denuncia Reporteros Sin Fronteras

bulletEl organismo indicó que 702 profesionistas en este rubro fueron asesinados en los últimos diez años y consideró que el 2018 fue 'inédito' por la violencia contra los informadores a nivel mundial.

Notimex
18/12/2018
Actualización 18/12/2018 - 8:01
Reporteros
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

PARÍS.- Un total de 80 periodistas fueron asesinados por el ejercicio de su profesión durante este año en el mundo, según un balance publicado este martes por Reporteros Sin Fronteras (RSF).

De acuerdo a los datos, la mayoría de periodistas asesinados “por ejercer su misión de información”, un total de 15, murieron en Afganistán.

RSF señaló que 702 periodistas fueron asesinados en los últimos diez años y consideró que el 2018 fue “inédito” por la violencia contra los informadores a nivel mundial.

La organización no gubernamental que vela por la libertad de prensa reportó además que en la actualidad 348 periodistas se encuentran detenidos o encarcelados, 60 de ellos en China, y otros 60 están secuestrados o son rehenes, la mayoría en manos de grupos armados.

“Se trate de asesinatos, de encarcelamientos, de secuestros o de desapariciones forzadas, en 2018 se registró un claro aumento de los actos de violencia cometidos contra periodistas en el mundo”, alertó en un comunicado la organización con sede en París, Francia.

“Los actos de violencia contra los comunicadores alcanzan un nivel inédito este año; todos los indicadores están en rojo”, señaló el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

“El odio a los periodistas proferido, incluso reivindicado, por líderes políticos, religiosos y hombres de negocios sin escrúpulos, tiene consecuencias dramáticas y se traduce en un aumento preocupante de las violaciones a los derechos de los periodistas”, agregó.

“Estos sentimientos de odio, multiplicados a través de las redes sociales, que tienen gran responsabilidad en estos hechos, se usan para legitimar los actos de violencia y debilitan poco a poco cada día el periodismo y, con él, la democracia”, concluyó Deloire.