Mundo

Arauz, 'delfín' de Correa, y Lasso irán a segunda vuelta en Ecuador

Arauz logró entre 34.9 por ciento y 36.2 por ciento de los sufragios, y Lasso, de 21 por ciento a 21.7 por ciento.

QUITO.- Los ecuatorianos acudieron a las urnas este domingo para elegir al futuro presidente del país, que deberá enfrentar medidas de salud sin precedentes debido a la pandemia. El economista de izquierda Andrés Arauz y el exbanquero de derecha Guillermo Lasso disputarán la presidencia de Ecuador en una segunda vuelta, el 11 de abril, según anticiparon dos encuestas a boca de urna difundidas tras el cierre de centros electorales.

Arauz, delfín del expresidente Rafael Correa (2007-2017), logró entre 34.9 por ciento y 36.2 por ciento de los sufragios, y Lasso, de 21 por ciento a 21.7 por ciento, de acuerdo con los sondeos de las empresas Cedatos y Clima Social, que ubican tercero al líder indígena Yaku Pérez.

El Consejo Nacional Electoral de Ecuador (CNE) reportó una alta participación del 62.34 por ciento, pese a la pandemia y a que la prensa ecuatoriana dio cuenta que muchas mesas se demoraron en abrir.

Unos 13.1 millones de electores estaban llamados a designar al sucesor del impopular presidente Lenín Moreno, cuya gestión concluirá el 24 de mayo y no pretendió la reelección. También se votó para renovar la Asamblea Nacional y designar a sus integrantes en el Parlamento Andino.

La segunda vuelta era un escenario que había sido previsto por los analistas y sondeos, esto porque se habían presentado 16 candidatos y, para ganar en primera vuelta, un aspirante presidencial debe obtener la mitad más uno de los votos válidos o el 40 por ciento de los sufragios y una ventaja de 10 puntos sobre su más inmediato rival.

Durante el día se observaron largas filas de ciudadanos alrededor de los recintos electorales, especialmente en las grandes ciudades, a veces con horas de espera, antes de que los votantes, portando tapabocas, lograran sufragar, acatando el distanciamiento social y las normas sanitarias que dispusieron las autoridades para evitar la acumulación de votantes en los recintos electorales.

En sus primeras reacciones, Arauz agradeció a sus votantes y al resto de ecuatorianos que escogieron a otros candidatos, y aseveró que, aunque hay encuestas a boca de urna disponibles, "tenemos que ser absolutamente respetuosos del proceso democrático y esperar los resultados oficiales".

Lasso sufragó junto a su esposa María de Lourdes Alcívar, en Guayaquil. "Les puedo decir es que habrá segunda vuelta, nosotros estaremos ahí", vaticinó el candidato de 65 años.

Más temprano, después de sufragar, el presidente Lenín Moreno dijo que su gobierno respetará "la voluntad de la ciudadanía". Agencias