Allanan sedes de Iglesia en Costa Rica por abusos sexuales
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Allanan sedes de Iglesia en Costa Rica por abusos sexuales

COMPARTIR

···
menu-trigger

Allanan sedes de Iglesia en Costa Rica por abusos sexuales

bulletLa fiscalía informó que buscan datos sobre Mauricio Víquez, a quien se lo acusa de haber cometido abusos sexuales a menores, y cualquier pista sobre el posible encubrimiento del arzobispo de San José.

AP
07/03/2019
Actualización 07/03/2019 - 9:57
Protestas en contra de abusos de sacerdotes en Costa Rica.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

SAN JOSÉ.- La policía judicial costarricense allanaba este jueves las oficinas de la Curia Metropolitana de San José y la Conferencia Episcopal en busca de información sobre abusos sexuales presuntamente cometidos por un cura que se encuentra prófugo y tiene una orden internacional de captura en su contra.

Los cateos eran transmitidos en vivo por la televisión costarricense y mostraban a oficiales del organismo de investigación judicial, el brazo policial del Poder Judicial, retirando documentos y computadoras de los edificios situados en el centro de la capital.

La fiscalía informó en un comunicado que las autoridades buscan datos sobre Mauricio Víquez y Manuel Guevara. Al primero se lo acusa del delito de violación calificada y Guevara está bajo investigación como sospechoso de abuso sexual. En ambos casos las víctimas fueron menores.

Víquez, que fue vocero de la Curia Metropolitana en temas de familia y ofició en varias parroquias, fue expulsado recientemente del clero costarricense. Sobre él ya pesaba una sanción provisional pero desde el 19 de febrero hay, además, una orden internacional de captura en su contra porque según los registros migratorios huyó del país el 7 de enero. El Ministerio Público dijo que viajó a Panamá y que ahora Interpol lo busca en México.

Guevara, párroco de una iglesia unos 15 kilómetros al norte de San José, tiene medidas cautelares. Fue detenido provisionalmente y luego liberado con la condición de presentarse ante la fiscalía cada 15 días mientras continúa la investigación.

La Iglesia católica, que intenta superar los numerosos casos de abuso sexual a menores cometidos por clérigos en distintos puntos del mundo, también investiga al arzobispo de San José, José Rafael Quirós, por el posible encubrimiento de casos de pederastia.

Quirós decidió no asistir al encuentro convocado en Roma por el papa Francisco a fines de febrero para tratar el tema de la pederastia clerical mientras estuviera abierto el caso de Víquez. El exsacerdote trabajaba en la Curia bajo las órdenes de Quirós.