Acuerdo parcial ayuda a Hong Kong; hay un 'festival del amor' entre EU y China: Trump
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Acuerdo parcial ayuda a Hong Kong; hay un 'festival del amor' entre EU y China: Trump

COMPARTIR

···

Acuerdo parcial ayuda a Hong Kong; hay un 'festival del amor' entre EU y China: Trump

El mandatario estadounidense mencionó que la situación en esa región, donde han ocurrido numerosas protestas, se solucionará por sí sola.

Bloomberg /Josh Wingrove
11/10/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este viernes en una reunión en la Oficina Oval con el viceprimer ministro de China, Liu He, que cree que las protestas en Hong Kong se están calmando y que un acuerdo comercial parcial que alcanzaron los dos líderes será “un gran negocio” para los residentes de la ciudad.

“Hablamos de Hong Kong y creo que China ha logrado un gran progreso allí. He estado observando y le dije al viceprimer ministro que realmente la situación se ha atenuado mucho desde los primeros días hace varios meses, cuando vi a mucha gente”, declaró Trump a periodistas.

El mandatario comentó que cree que las manifestaciones “se solucionarán por sí solas. De hecho, creo que este acuerdo es un gran negocio para que la gente de Hong Kong vea lo que sucedió. Creo que esto es algo muy positivo para Hong Kong”.

Hay un “festival del amor” entre Beijing y Washington, agregó.

Hong Kong se prepara para otro fin de semana de protestas, incluso cuando la ciudad continúa limpiando los resultados de una ola destructiva de manifestaciones la semana pasada que cerró centros comerciales, supermercados y gran parte del sistema de tránsito.

Las protestas comenzaron el 9 de junio en oposición a la legislación ahora retirada de la jefa ejecutiva, Carrie Lam, que habría permitido extradiciones a China continental.

Desde entonces, las manifestaciones se han convertido en un impulso para tener acceso a una mayor democracia.

El tema llegó a primer plano del debate estadounidense la semana pasada después de que el gerente general del equipo de baloncesto Houston Rockets tuiteó su apoyo a los manifestantes que protestaban en contra de Beijing.

El tuit fue eliminado rápidamente, pero provocó una reacción violenta de las compañías y los fanáticos chinos. Por consecuente, el juego de exhibición del jueves no fue transmitido en China.