Abren la puerta para que Xi Jinping se perpetúe en el poder de China
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Abren la puerta para que Xi Jinping se perpetúe en el poder de China

COMPARTIR

···
menu-trigger

Abren la puerta para que Xi Jinping se perpetúe en el poder de China

bulletEl Partido Comunista propone eliminar de la Constitución el límite de dos mandatos para el presidente y el vicepresidente.

Redacción
25/02/2018
Actualización 25/02/2018 - 20:59
El pensamiento de Xi será elevado al nivel de Mao y Xiaoping.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Comité Central del Partido Comunista de China propuso ayer eliminar de la Constitución el límite de dos mandatos para el presidente y el vicepresidente, un cambio que de aprobarse en el Parlamento permitirá que Xi Jinping pueda ser reelegido por tercera vez, en 2022.

Tras una sesión en la que participó el mandatario, el Comité planteó además agregar en la Carta Magna una frase que enfatice el liderazgo del PCCh. “La dirección del Partido Comunista de China es la característica definitoria del socialismo con características chinas”, apunta la propuesta que se discutirá a partir de hoy y durante tres días en un pleno, pero que será presentada a los legisladores en el Parlamento para que la voten hasta el 5 de marzo, cuando se celebrará la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional.

En esa sesión se discutirá también la propuesta aprobada por el Comité en enero pasado de incluir en la Constitución el pensamiento político de Xi sobre “el socialismo con características chinas en una nueva era”.

Si esa propuesta se aprueba, lo que es casi un hecho, las ideas de Xi se situarán en el mismo nivel que las de históricas figuras del partido como Mao Zedong y Deng Xiaoping.

En su discurso de ayer, Xi insistió en la importancia de la Carta Magna y dijo que “ninguna organización o individuo tiene el privilegio de sobrepasar la Constitución o la ley”.

Apuntó también que China debería hacer pleno uso de la Constitución para modernizar el sistema y la capacidad de gobierno, así como para fortalecer la capacidad de gobernanza a largo plazo del Partido.

La República Popular de China promulgó su primera Constitución en 1954, mientras que en 1982 la quinta Asamblea Popular Nacional aprobó la Carta Magna actual, sometida a cuatro enmiendas en 1988, 1993, 1999 y 2004.

Desde su llegada al poder, en 2013, el actual presidente actuó fuertemente a favor de un acercamiento de las instituciones claves a su alrededor.

A los 64 años, Xi dirige una feroz lucha anticorrupción que ha alcanzado, hasta el momento, a más de un millón de ejecutivos del partido sobre los 89 millones de miembros con los que cuenta, dentro de los cuales había caciques históricos que se consideraban como “intocables”.

Los expertos ya habían vaticinado que su permanencia en el poder llegaría pronto, ya que el partido no ha encumbrado a una figura relativamente joven que pudiera aparecer como relevo a medio plazo. Los dos anteriores presidentes dejaron el cargo tras diez años repartidos en dos mandatos: Jiang Zemin (1993- 2003) y Hu Jintao (2003- 2013).

Según los expertos, Xi comenzó a construir un culto a la personalidad casi desde el primer día de su mandato y desde entonces se ha convertido en “el presidente de todo”, al acumular la dirección de organismos en los que el jefe del Estado no figuraba y llevar a cabo una campaña en la prensa oficial que rememora el culto a la personalidad de otras épocas.