Mundo

Madrugada violenta en EU deja 7 muertos en dos tiroteos

Uno se registró en las calles de Sacramento, mientras el otro fue durante un concierto al aire libre en Dallas.

La policía en California está buscando a por lo menos un sospechoso tras un ataque a tiros, la madrugada del domingo, que dejó seis muertos y 10 heridos, mientras que otro incidente en Dallas resultó con un fallecido.

La jefa policial de Sacramento, Kathy Lester, informó en conferencia de prensa que la policía patrullaba la zona a eso de las 2 a.m. cuando estallaron los disparos.

Al llegar al lugar, los agentes vieron a una gran multitud en la calle y seis personas muertas. Otras 10 fueron por su cuenta al hospital o fueron llevadas allí. No se dio detalles sobre su condición.

Las autoridades de momento desconocen si hubo uno o más atacantes, y han pedido a la comunidad ayuda para identificar a los responsables. Lester no dio detalles sobre el tipo de arma usada.

El gobernador de California, Gavin Newsom, emitió un comunicado anunciando que su administración está colaborando con las agencias policiales.

“Lo que sabemos en este momento es que ha ocurrido otro hecho de violencia armada, dejando a familias que han perdido a sus seres queridos, a muchos individuos heridos y a una comunidad de luto. La plaga de la violencia armada sigue siendo una crisis en nuestro país, y debemos tener el coraje de poner fin a esta matanza”, indicó el gobernador.

Videos colocados en Twitter muestran a gente corriendo por la calle mientras se escucha el estruendo de los disparos. Muestran también a ambulancias llegando al lugar.


Las autoridades pidieron a la ciudadanía mantenerse alejada del lugar, donde hay varios restaurantes y bares y que está cerca del Golden One Center, donde juega el equipo de basquetbol Kings de Sacramento.

Testigos relatan los hechos

Berry Accius, un activista comunitario, relató que acudió al lugar poco después del tiroteo.

“Lo primero que vi fue a las víctimas. Una niña toda cubierta de sangre y otra niña que le quitaba los vidrios rotos de encima, otra niña que gritaba ‘Mataron a mi hermana’. Un madre corría gritando, ‘¿dónde está mi hijo?, ¿le han disparado a mi hijo?’”, dijo Accius.

“Todo era conmoción, trauma, Una cantidad de cosas que, sabes, uno no quiere ver”, añadió.

Kelsey Schar, de 18 años, se estaba quedando en el Citizen Hotel cuando, dice, escuchó los disparos. Fue a la ventana y “vi a un hombre corriendo y disparando”, contó Schar a The Associated Press.

Madalyn Woodard, de 17 y quien se estaba quedando en ese mismo hotel, dijo que vio a gente corriendo por la calle y a una chica, al parecer herida en el brazo, en el suelo. Los guardias de seguridad del club nocturno corrieron a ayudarla.

“Los guardias de seguridad del club nocturno, creo que ella estaba por ahí, ellos trajeron servilletas y yo vi las servilletas ensangrentadas que ellos estaban usando#, narró Woodard.

El UC Davis Medical Center recibió a cinco víctimas del suceso, informó la vocera Stephanie Winn. No divulgó su género ni condición, refiriendo esas preguntas a la policía.

Es el más reciente hecho de violencia en Sacramento. El mes pasado un hombre mató a sus tres hijas, a una chaperona y se suicidó en una iglesia durante una visita supervisada. David Mora, de 39 años, tenía un fusil estilo semiautomático, aunque pesaba sobre él una orden de restricción que le prohibía tenía armas de fuego. Sus hijas tenían 13, 10 y 9 años.

Fuego en concierto

Por otra parte, una persona murió y otras 10 resultaron heridas en un tiroteo en un concierto al aire libre en Dallas, informó la policía.

Los cuerpos de emergencia fueron convocados a eso de las 11:36 p.m. del sábado a una pradera en el sudeste de Dallas donde se llevaba a cabo el concierto, dijo la policía en un comunicado.

En el lugar hallaron que 10 personas que estaban asistiendo al concierto, entre ellas tres menores de edad, habían sido baleadas, indicó la fuerza pública. De momento no se ha divulgado la identidad de la persona fallecida.

Todos los baleados fueron llevados a hospitales locales. Se desconoce de momento sus condiciones. Hasta ahora nadie ha sido arrestado.

El suceso ocurre dos semanas después de que 10 personas fueron baleadas el 19 de marzo en fiesta de “spring break” en un teatro de Dallas.