Mundo

Mueren al menos 10 personas en Brasil tras caer roca sobre botes turísticos

Al menos 32 personas quedaron heridas tras el accidente en el lago Furnas, ubicado a unos 420 kilómetros al norte de Sao Paulo.

BRASILIA (AP).- Un enorme bloque de roca se desprendió el sábado de un acantilado y cayó sobre embarcaciones turísticas cerca de una catarata en un lago de Brasil, y al menos 10 personas murieron, informaron las autoridades.

Imágenes de video mostraban a un grupo de embarcaciones pequeñas moviéndose lentamente cerca del acantilado en el lago Furnas cuando apareció una fisura en la roca y un enorme pedazo cayó directamente sobre al menos dos de los botes.

La oficina de prensa del estado de Minas Gerais le dijo a The Associated Press que el departamento de bomberos había enviado buzos y helicópteros para ayudar en el rescate. El gobernador Romeu Zema envió en redes sociales mensajes de solidaridad con las víctimas.


Las autoridades trabajan en la identificación de los fallecidos, y hay buzos buscando en el lago de Furnas en caso de que haya más víctimas.

El jefe policial Marcos Pimenta dijo que existe la posibilidad de que algunas personas se encuentren desaparecidas tras el accidente. Al menos 32 personas resultaron heridas, si bien la mayoría había sido dada de alta de hospitales para el sábado en la tarde.

El accidente se registró entre los poblados de Sao Jose da Barra y Capitólio, del que habían partido los botes.

Los cadáveres fueron llevados a la ciudad de Passos, donde médicos forenses trabajan en su identificación. Las tareas son difíciles debido al ″impacto de alta energía″ de la roca sobre los viajeros, dijo Marcos Pimenta, oficial de la policía civil regional. Indicó que una víctima ha sido identificada como Júlio Borges Antunes, de 68 años.

El lago Furnas, creado en 1958 para la instalación de una planta hidroeléctrica, es una atracción turística popular en el área, y se sitúa a unos 420 kilómetros al norte de Sao Paulo. Las autoridades de Capitolio, de unos 8 mil 400 habitantes, aseguran que la localidad recibe unos 5 mil visitantes en un fin de semana y hasta 30,000 durante los periodos vacacionales.

Las autoridades indicaron que el desprendimiento pudo estar relacionado con los recientes aguaceros que causaron inundaciones en el estado y obligaron a casi 17 mil personas a desalojar sus viviendas.

La Armada brasileña, que ayudó también en el rescate, dijo que investigará las causas del accidente.