Mundo

Ómicron ‘reina’ en Estados Unidos y ya es la variante dominante

7 de cada 10 casos en ese país pertenecieron a la nueva variante del virus SARS-CoV-2, de acuerdo con autoridades.

La variante ómicron representó el 73 por ciento de todos los casos secuenciados de COVID-19 en Estados Unidos frente al 3 por ciento de la semana pasada, según las últimas estimaciones federales.

La variante altamente mutada se ha detectado en todo el país, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y un modelo que actualiza semanalmente.

La variante delta, que había sido la forma dominante del virus en EU la semana pasada, ahora ha retrocedido a aproximadamente el 27 por ciento de los casos secuenciados.

El aumento considerable en la prevalencia general de ómicron subraya los temores de que la variante de rápida propagación pueda producir una ola de infecciones que sobrecargarán el sistema de atención de la salud estadounidense.

Si bien hay evidencia de que ómicron no produce una enfermedad más grave que delta, un gran aumento en los niveles de infección aún podría abrumar a los hospitales con pacientes enfermos.

Este salto era esperado y es similar a patrones observados en todo el mundo, subrayaron los CDC. En algunos lugares de EU, ómicron representa casi todas las infecciones nuevas. La variante representó aproximadamente el 92 por ciento de los casos en Nueva York y Nueva Jersey, mostró la estimación de los CDC, y 96 por ciento en el estado de Washington.

Estados Unidos insta a quienes son elegibles a vacunarse y a buscar inyecciones de refuerzo para protegerse de ómicron. Este lunes, Moderna aseguró que una tercera dosis de su vacuna aumentó los niveles de anticuerpos contra la variante, y Pfizer y BioNTech informaron que los estudios de laboratorio muestran que una tercera dosis de su vacuna también ayuda a neutralizar a la variante que fue detectada por primera vez en Sudáfrica.

Otras medidas de prevención, como el enmascaramiento en interiores y las pruebas en el hogar, también pueden ayudar a frenar la transmisión del virus, dijeron los CDC.

Mientras tanto, la difusión de ómicron ha obligado a muchas empresas a reconsiderar los planes de regreso a la oficina, así como eventos como reuniones de inversores.