Mundo

UE amenaza con retener millones de euros a Polonia por zonas libres de ideología LGBT+

Los fondos congelados provienen de un programa que se lanzó después de la pandemia de coronavirus.

La Unión Europea amenazó con bloquear hasta 126 millones de euros, es decir 150 millones de dólares, de fondos de cohesión a los gobiernos locales polacos sobre las zonas anti-LGBTQ introducidas en cinco provincias.

La Comisión Europea, el brazo ejecutivo del bloque, envió cartas a los gobernadores de las provincias la semana pasada advirtiendo que si no se rescindían las resoluciones, se retendría el dinero, según informes de los medios polacos y confirmado por un funcionario con conocimiento de la situación.

Los fondos congelados provienen del programa del bloque React-EU, que se lanzó después de la pandemia de coronavirus para ayudar en los esfuerzos de recuperación. La asignación total del país es de más de mil 500 millones de euros.


La Comisión no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre la situación. Un portavoz del Gobierno polaco no hizo comentarios de inmediato.

Polonia también enfrenta un retraso en la aprobación de 23 mil 900 millones de euros en subvenciones del histórico estímulo contra el virus de la UE, en parte debido a la campaña del Gobierno para que el tribunal superior del país declare que la constitución anula algunas leyes de la UE.

Las ciudades y provincias de Polonia se han declarado “libres de la ideología LGBTQ” para evitar que se lleven a cabo desfiles del orgullo gay y otros eventos gay-friendly.

Inconstitucional

A mediados de 2020, casi un tercio de los municipios del país católico de 38 millones de habitantes habían adoptado la declaración, a menudo después de presionar a grupos ultraconservadores.

Varios tribunales polacos han dictaminado que las medidas son inconstitucionales y discriminatorias. A pesar de que las declaraciones no tienen ningún significado legal, han alimentado el miedo y la discriminación.

Este año, la UE inició acciones legales contra Polonia y apuntó a una legislación separada en Hungría, diciendo que utilizará todos los instrumentos a su disposición para defender los derechos de las personas LGBTQ.