Mundo

Ya empezaron los problemas: Gobierno de Maduro se niega a iniciar reunión en México con la oposición

Representantes del presidente se negaron a sumarse a la reunión si el embajador en Washington del líder opositor permanecía en la delegación.

Un plan para que el gobierno y la oposición venezolanos firmen un acuerdo de negociación en México tuvo problemas cuando el gobierno rechazó a uno de los enviados de la oposición.

Representantes del presidente Nicolás Maduro se negaron a sumarse a la reunión si Carlos Vecchio, embajador en Washington del líder opositor Juan Guaidó, permanecía en la delegación, dijeron dos personas con conocimiento del asunto.

Dado que Maduro no reconoce al gobierno en la sombra de Guaidó ni a sus embajadas, Vecchio debe dejar la delegación o abandonar su papel como embajador, dijeron los representantes del gobierno a la oposición. Los delegados de Guaidó rechazaron la demanda, dijo la gente.

Más tarde este viernes se dio a conocer que ambas partes lograron un acuerdo y firmaron un memorando de entendimiento en el Museo de Antropología de la capital mexicana.

El plan ha sido que las dos partes, ya en México, dediquen los próximos tres días a un acuerdo marco. Lanzaría meses de amplias negociaciones destinadas a poner fin a un estancamiento político de cinco años y abordar el colapso económico de la nación.

La ronda preliminar debía comenzar este viernes. El documento que esperan firmar es un memorando de entendimiento redactado por mediadores noruegos y las partes, según cinco personas con conocimiento directo de las conversaciones.

Establece términos para futuras reuniones para discutir temas que incluyen el alivio de las sanciones internacionales, cómo administrar los activos congelados de Venezuela en el exterior, el potencial de ayuda financiera, los derechos humanos y el calendario para las próximas elecciones, según una de las personas que solicitó el anonimato.

Las partes están tratando de llegar a un acuerdo antes de las elecciones del 21 de noviembre para puestos de alcalde y gobernador en todo el país. Los partidos de oposición han boicoteado varias votaciones anteriores, argumentando que carecían de salvaguardias básicas para hacerlas libres y justas.

Acuerdo a largo plazo

Stalin González, exvicepresidente de la Asamblea Nacional que representará a la oposición, dijo que una vez que se firme el memorando, las partes regresarán a México a fines de este mes o principios de septiembre para comenzar las negociaciones.

“El régimen no tiene la capacidad de resolver esta situación por sí solo”, dijo sobre el colapso económico del país. “Buscaremos formas de resolver esto y ayudar a la gente. Tiene que ser un acuerdo a largo plazo“.

Varias rondas de negociaciones anteriores terminaron en fracaso, incluidas las conversaciones en Barbados en 2019, que también fueron supervisadas por Noruega. Esta ronda tiene más posibilidades de éxito, ya que las dos partes y los gobiernos extranjeros, incluidos Estados Unidos y la Unión Europea, están más abiertos a encontrar un término medio en temas como la asistencia humanitaria y los derechos humanos, dijo Maryhen Jiménez , politóloga de la Universidad de Oxford que estudia a Venezuela.

Maduro dijo que enviará a México a su hijo Nicolás Maduro Guerra y al presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez. El legislador del gobierno Francisco Torrealba, el gobernador del estado de Miranda, Héctor Rodríguez, y una delegación de Rusia se unirán a las conversaciones en nombre del gobierno, según la gente.

Los representantes gubernamentales no respondieron a las solicitudes de comentarios sobre los objetivos de las conversaciones. Maduro ha pedido que las negociaciones conduzcan al levantamiento de todas las sanciones impuestas por Estados Unidos y la UE y al reconocimiento de la legitimidad de su gobierno.

Sus negociadores buscarán “soluciones soberanas”, incluido un calendario para las elecciones, dijo el jueves en la televisión estatal.

Además de González, la oposición estará representada por el exlegislador y exalcalde de Baruta, Gerardo Blyde, y representantes de cada uno de los principales partidos, y un equipo de negociadores de Holanda, dijeron las personas.

Otros enviados de oposición son Tomás Guanipa de Justicia Primero, Luis Rondón de Un Nuevo Tiempo, Luis Moreno de Acción Democrática, Mariela Magallanes de los partidos minoritarios y Vecchio de Voluntad Popular. Como primera muestra de entendimiento, Roberto Enríquez, quien se refugió en la residencia del embajador chileno en Caracas con una concesión de asilo por más de cuatro años, asistirá a las reuniones de Copei. Guanipa, quien era embajador de Guaidó en Colombia, renunció a su cargo para participar en las conversaciones.

Además de Rusia y los Países Bajos, Estados Unidos, Canadá, Turquía, Alemania y Bolivia monitorearán las conversaciones, pero no desempeñarán un papel activo en las negociaciones, dijo una de las personas, que las describió como un grupo de naciones amigas.

México fue elegido como sede porque ambos lados lo consideran terreno neutral.