Mundo

Kremlin filtra documentos: Putin habría autorizado llevar a un Trump ‘inestable’ a la Casa Blanca para beneficio de Rusia

La victoria de Trump ayudaría a asegurar los objetivos estratégicos de Moscú, entre ellos una agitación social en Estados Unidos.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, autorizó personalmente una operación secreta de una agencia de espionaje para apoyar a Donald Trump en las elecciones estadounidenses de 2016, de acuerdo con documentos filtrados del Kremlin.

Esto, debido a que la victoria de Trump en la Casa Blanca ayudaría a asegurar los objetivos estratégicos de Moscú, entre ellos la agitación social en Estados Unidos y por lo tanto un debilitamiento de la posición negociadora del presiente estadounidense.

Durante una sesión a puerta cerrada del consejo de seguridad nacional de Rusia, llevada a cabo el 22 de enero de 2016, donde estuvieron presentes Putin, sus jefes de espionaje y ministros de alto rango, se ordenó a tres agencias de espionaje apoyar a Trump en un decreto que llevaría la firma del presidente ruso, según The Guardian.

De acuerdo con el documento, Trump era el candidato “más prometedor” desde el punto de vista del Kremlin. También cuenta con una breve valoración psicológica en donde se describe al exmandatario como un “individuo impulsivo, mentalmente inestable y desequilibrado que padece de un complejo de inferioridad”.

Además, el kremlin tendría en su poder material potencialmente comprometedor de Trump recopilado de las anteriores visitas no oficiales en dicho país. La victoria de este “definitivamente conduciría a la desestabilización del sistema sociopolítico de Estados Unidos”, señala el documento.

El argumento para dicha orden refiere una “autodefensa justificada” en respuesta a las sanciones de estados Unidos contra Moscú.

El documento también expone diversas debilidades estadounidenses como un abismo político cada vez más profundo entre la izquierda y la derecha, el espacio informativo de los medios y un estado de ánimo anti-semita bajo el mandato del expresidente Barack Obama.


Las acciones tomadas por las tres agencias de espionaje rusas se centrarían en piratear objetivos cibernéticos estadounidenses sensibles como medida de preparación para actuar en el “entorno de información del objeto”, así como emplear recursos de los medios de comunicación para socavar a las principales figuras políticas de Estados Unidos.

La victoria de Trump tendría diversos beneficios internacionales, ya que Putin podría, de manera clandestina, dominar cualquier conversación bilateral entre estados Unidos y Rusia, deconstruir la posición negociadora de la Casa Blanca y llevar a cabo iniciativas audaces de política exterior en nombre de Rusia.

Biden amenaza a Putin por supuesta interferencia en elecciones

De acuerdo con un informe de las agencias estadounidenses de inteligencia dado a conocer en el año 2017, el presidente ruso Vladimir Putin y su gobierno buscaron ayudar a Donald Trump a ganar las elecciones presidenciales de noviembre pasado al desprestigiar a su adversaria Hillary Clinton.

Tiempo después, las agencias de inteligencia también concluyeron que Rusia habría interferido nuevamente en las elecciones al ordenar operaciones de influencia para perjudicar la candidatura de Joe Biden en favor del expresidente Donald Trump.

Ante esto, el pasado mes de marzo, Biden señaló que su homólogo ruso era un “asesino” y aseguró que Rusia pagaría por su supuesta interferencia en las elecciones estadounidenses.

Por su parte, Putin ha reiterado en diversas ocasiones que su gobierno no tuvo nada que ver en el resultado de las elecciones de Estados Unidos de 2016 y 2020, sin embargo declaró que él quería que Trump ganara los comicios.