Mundo

El nuevo ‘foco rojo’ de la pandemia en el mundo está en Indonesia

El domingo, los nuevos casos de COVID-19 rompieron el techo de los 10 mil y las autoridades no ven que la situación mejore.

Indonesia está atrayendo la atención del mundo por las ‘razones equivocadas’. Y es que paulatinamente, la nación conformada por decenas de islas se está convirtiendo en uno de los ‘focos rojos’ de la pandemia, una situación por la que han pasado países como la India y Brasil, por ejemplo.

La semana pasada, la nación asiática vio cómo los casos diarios de COVID llegaban a un nivel no visto desde hace casi cuatro meses.

El 9 de junio, las autoridades reportaron 7 mil 725 nuevas infecciones, y un día después el número avanzó hasta los 8 mil 892 casos, una situación que despertó las alarmas de epidemiólogos, quienes subrayaron la importancia de detener el auge de contagios a tiempo.

El domingo se alcanzó un nuevo pico, con cerca de 10 mil contagios.

¿Por qué se dispararon los casos?

El sitio abc.net.au señaló que el aumento ocurrió después de las vacaciones que siguen al Ramadán, el mes de ayuno en el Islam.

El medio reportó que miles de indonesios viajaron, a pesar de que había una prohibición temporal para ello. El aumento de casos se ha visto con más fuerza en Java y Sumatra.

A esto se añade que la variante delta (por primera vez detectada en la India), que ha demostrado ser más contagiosa, se encuentra en su etapa inicial de propagación en Indonesia, de acuerdo con Dicky Budiman, epidemiólogo de la Universidad Griffith de Australia

La situación ya es de alerta en Jakarta, la capital de Indonesia, donde el gobernador Anies Baswedan ya advirtió del peligro de que este aumento de casos se salga de control.

En esa urbe, por ejemplo, los hospitales ya están a 75 por ciento de su capacidad y el Gobierno planea aumentar la capacidad hospitalaria en 40 por ciento y convertir hoteles en centros de aislamiento, esto ante un nuevo pico de casos que las autoridades creen alcanzará un nuevo máximo en julio.

Con información de The Guardian