Mundo

¿Qué? Zimbabue quiere reducir su gran población de elefantes; evalúa matanza masiva de hasta 50,000

El país africano tiene la segunda población de elefantes más grande del mundo, pero sostiene que la gran cantidad de animales está provocando la destrucción del hábitat.

Zimbabue está evaluando una matanza masiva de elefantes por primera vez desde 1988, para reducir su gran población de 100 mil animales en ese país, y está considerando el sacrificio de al menos la mitad.

El Gobierno de Zimbabue, que tiene la segunda población de elefantes más grande del mundo después de la vecina Botsuana, sostiene que la gran cantidad de animales está provocando la destrucción de un hábitat que necesitan otras especies y un creciente número de peligrosas interacciones entre humanos y elefantes.

“Estamos intentando ver formas de poder reducir los números. Tenemos que discutirlo como Gobierno a nivel de políticas”, dijo este miércoles Mangaliso Ndlovu, ministro de Medio Ambiente, Clima, Turismo y Hostelería, en una entrevista realizada por la cadena estatal Zimpapers Television Network. “Las opciones están sobre la mesa, incluido el sacrificio”. No se entregaron más detalles.

Si bien la cantidad total de elefantes ha disminuido en las últimas décadas, las naciones del sur de África, incluida Zimbabue, han experimentado un aumento de la población de estos animales. Aunque se ha evitado el sacrificio en toda la región después de protestas de activistas ambientales, en los últimos años, Botsuana y Zimbabue han reivindicado su derecho a gestionar su población de elefantes como consideren conveniente.

Sacrificio de 50 mil animales

“Es una opción, pero no una decisión todavía”, dijo Ndlovu por mensaje de texto. “Obviamente, confiaremos en el asesoramiento científico”.

La nación del sur de África está realizando una revisión de su Ley de Parques y Vida Silvestre para recopilar opiniones sobre cómo gestionar mejor sus recursos de vida silvestre.

Zimbabue mató a más de 50 mil elefantes cuando realizó sacrificios en cinco ocasiones entre 1965 y 1988, según la Autoridad de Gestión de Parques y Vida Silvestre de Zimbabue.

Uganda, Zambia y Sudáfrica también han sacrificado elefantes en el pasado, mientras que existen otros métodos para el control de la población, como la anticoncepción y la translocación.