Mundo empresa

Pai, la startup mexicana que impulsa la Economía de Suscripciones en Latinoamérica

Las empresas que cuentan con un modelo de suscripciones crecen en promedio 6 veces; cada vez son más los casos de éxito de sectores que han adaptado a este modelo sin importar su giro.

Contenido patrocinado

¿Qué es la Economía de Suscripciones?

Durante los últimos 100 años las empresas han enfocado sus modelos de negocio en el "producto", intentándolo hacer más atractivo, con el mayor margen de utilidad posible y distribuyéndolo mediante diversos canales para llegar a más clientes.

Hoy en día y, ante una transformación digital acelerada, los hábitos de compra de los consumidores han cambiado; ahora buscan experiencias, disponibilidad y tratos personalizados.

Los consumidores, especialmente los jóvenes que representan el mayor grupo poblacional, han pasado del capex (de poseer) al opex (a utilizar), ya que priorizan el acceder a productos y servicios cuando los necesitan.

A raíz de estos cambios está surgiendo uno de los mayores cambios en la economía desde la revolución industrial. La llamada Economía de Suscripciones avanza de manera imparable por todo el mundo, con una valoración de $150 mil millones de dólares anuales, de acuerdo con el banco de inversión especializado en tecnología GP Bullhond.

Si bien las industrias de entretenimiento y software as a service (SAAS) han sido pioneras, casos de éxito como: Netflix, Shopify o SalesForce, cada vez son más los casos de éxito de empresas que han adaptando un modelo de suscripciones sin importar su giro.

De acuerdo a Suscribed Institute, un think tank que estudia la Subscription Economy desde 2017, las empresas que cuentan con este tipo de modelos crecen en promedio 6 veces más que otras empresas.

¿Qué implica un modelo de negocio basado en Economía de Suscripciones?

En un modelo de negocio basado en la Economía de Suscripciones, el enfoque principal está en el consumidor, ahora llamado suscriptor. Las empresas que atienden este modelo saben que la competencia puede ser feroz en cuanto a precio, distribución y otras características del producto, por lo que priorizan lo que los consumidores buscan: experiencia y personalización, y procuran estar presentes en los distintos canales que su mercado se encuentre para brindar una experiencia integral.

Un modelo basado en suscripciones se caracteriza en primer lugar por la forma de compra recurrente, mediante un plan de suscripción previamente acordado en monto y frecuencia de pago, que permite al suscriptor desprenderse de la carga de pagar en tiempo, así como a la empresa la carga de cobrar y facturar manualmente.

Esta característica de automatización administrativa también elimina burocracia y procesos que en ocasiones crean fricción o detienen una venta. En la Economía de Suscripciones, mediante tecnología y domiciliación de pagos a tarjetas, la experiencia para ambas partes resulta mucho más sencilla y eficiente.

Pero esencialmente, a diferencia de la antigua Economía del Producto, en el cual las empresas en ocasiones no sabían ni siquiera la identidad de su comprador final al estar en otros canales de distribución, en la Economía de las suscripciones es fundamental que desde un inicio se establezca esta relación.

Y así, además de apalancar su crecimiento en la retención de usuarios, estas empresas logran un nivel de fidelidad mediante la confianza que van generando con sus suscriptores a lo largo del tiempo.

Otro beneficio de la Economía de Suscripciones que impulsa el crecimiento de las empresas que se suman a ella es la estabilidad y proyección financiera ya que, al contar con una activa y leal base de suscriptores, los ingresos son mucho más estables evitado el desgaste y costo de adquisición de nuevos usuarios mes con mes.

Ante el auge de este modelo económico y los beneficios que genera en las empresas que se suman a ella, un grupo de mexicanos creó Pai, la startup que está impulsando la Economía de Suscripciones en Latinoamérica.

Pai busca ser el aliado estratégico en la transformación digital de miles de empresas mexicanas y de Latinoamérica que estén dispuestos a ser innovadores en sus sectores al transformar sus modelos para incluir suscripciones en su oferta comercial.

De acuerdo a XX, tan solo en México existen más de 50 millones de personas con tarjeta bancaria, y X de X mexicanos ya están suscritos a por lo menos un servicio. Estamos en un momento de oportunidades y las Pymes que lo entiendan y adapten total o parcialmente su modelo de negocios a un modelo basado en suscripciones tendrán mayores oportunidades de crecimiento.

"En realidad prácticamente cualquier modelo de negocio puede adaptarse a la Economía de Suscripciones, con la tecnología como herramienta lo único que se requiere es la voluntad de las empresas para comenzar a ofrecer suscripciones y ver sus ventas crecer mediante la retención de suscriptores", comenta Samuel Rivera Muciño, CEO de Pai, quien está convencido que la transformación digital es una gran oportunidad para que las empresas se vuelvan más rentables y generen más empleos para el bienestar económico de la región.

Utilizando una frase de entrada sencilla pero poderosa, "convierte a tus clientes en suscriptores", el equipo de Pai espera impactar positivamente en el crecimiento de las Pymes quienes tienen una oportunidad histórica para transformar sus modelos de negocio y ahora basarlos en suscripciones.