De la idea a la acción y de la acción a los resultados
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

De la idea a la acción y de la acción a los resultados

COMPARTIR

···
menu-trigger
Mundo empresa

De la idea a la acción y de la acción a los resultados

bulletAmerican Express llevó a cabo el 'Foro Forward. El futuro de las empresas', con la participación de destacados empresarios.

Redacción
11/12/2018
(De izquierda a derecha) Diego Plaza, Pablo Hernández O’Hagan, Salim Bitar, Delia González y José Shabot.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Con el objetivo de pensar hacia el futuro, pero tomando en cuenta los insumos del pasado y recordar la esencia de cómo comenzaron, American Express organizó el “Amex open fórum: Forward. El futuro de las empresas”, donde reunió a un panel de expertos empresarios y, además, donde los invitados tuvieron la oportunidad de escuchar la conferencia magistral del empresario Carlos Eduardo Represas, alto ejecutivo de Nestlé y Bombardier.

Al presentar a los participantes del panel titulado: “De la idea a la acción y de la acción a los resultados”, el moderador, Diego Plaza, director de la agencia Ferraéz Comunicación, explicó que se les eligió porque todos ellos han recorrido un largo camino, tienen destacados perfiles, con historia y trayectoria, y han demostrado tener un aprendizaje constante.

En ese mismo sentido, el vicepresidente de Asuntos Corporativos y Comunicación de American Express México, Jorge Guevara, afirmó que Amex es un empresa que se caracteriza por establecer relaciones duraderas con sus clientes, comercios afiliados, con la comunidad y con sus colaboradores.

Los panelistas contaron sus inicios como empresarios y dieron algunos consejos al público, integrado por directores de empresas y por jóvenes emprendedores. Pablo Hernández O´Hagan, fundador de Ingenia Group, quien a los catorce años comenzó a diseñar páginas web, recomendó no perder tanto tiempo en las redes sociales y tener la disciplina de sentarse a pensar, por lo menos, 45 minutos al día; contratar gente talentosa y aprender a delegar.

Por su parte, Salim Bitar, vicepresidente de Pymes para Amex México, dijo que parte del secreto es estar dispuestos a equivocarse, y que los grandes emprendedores se saben rodear de buenos consejeros, de los cuales absorben conocimiento.

También aconsejó no perder el foco del negocio en el proceso de crecimiento y apoyarse en la transformación digital. “Me he reunido con muchos emprendedores y un punto de inflexión es cuando quieren crecer y pierden el foco. Para no caer en esto, deben apoyarse en empresas más grandes que les den soporte digital”.

Añadió que un problema en el que se están enfocando en American Express es utilizar la tecnología para combatir el gasto hormiga en las empresas, principalmente en las pequeñas y medianas.

Finalmente, señaló que hay ocasiones que, a la hora de tomar decisiones, es mejor hacerle más caso al instinto que a la cabeza, porque los números suelen ser muy fríos y hay muchas cosas más allá de las cifras.

La empresaria y diseñadora de joyas, Delia González, originaria de Taxco, Guerrero, y miembro de una familia de tradición joyera, aseveró que hay que romper paradigmas y entender que es obligado entrarle al reto tecnológico, aun en su caso que trabaja con métodos artesanales, porque las grandes empresas se lo demandan y le es muy útil, por ejemplo, para aplicarlo en el control de inventarios. Su recomendación principal fue: si tienes una idea, llévala a cabo lo antes posible, para que otro no te la gane.

Finalmente, José Shabot, presidente de Quiero Casa, recordó que antes de lograr vender su primer proyecto, tuvo un centenar de reuniones, por lo que hay que ser constantes. Aconsejó dedicar treinta por ciento del tiempo a pensar en una estrategia ganadora; pero, no obstante, aseguró que una buena ejecución siempre le gana a una buena estrategia. “El éxito nunca viene antes que el trabajo”, advirtió.

Placeholder block
Carlos Eduardo Represas.Fuente: Cortesía

A su vez, durante su conferencia, Carlos Eduardo Represas externó que nunca hay que perder de vista que el liderazgo es un elemento esencial para el éxito de una empresa, independientemente de su tamaño.

Con la autoridad que le da llevar 42 años laborando en Nestlé y quince formando parte del Consejo de Administración de Bombardier, Represas expuso que para cualquier empresa un punto básico es satisfacer las necesidades de sus clientes y hacerlo de la mejor manera posible.

Ilustró esta afirmación con la propia historia de Nestlé, compañía que se fundó en Suiza hace 153 años, con la producción de la harina lacteada Nestlé, producto que sigue existiendo, que hoy lleva por nombre comercial Cerelac y del cual venden anualmente cien mil millones de dólares en todo el mundo.

El empresario puso especial énfasis en prevenir sobre lo que llamó “el mayor error que las empresas comenten”: orientarse más a los procesos que a las personas, en su trayecto de crecimiento.

“En la medida que se imponen más tecnología y controles, se va despersonalizando la empresa y ahí muchas grandes compañías han perdido el norte en su desarrollo, y fue porque el liderazgo de las personas cedió su lugar a ciertos procesos automatizados”, puntualizó.