menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Zidane Zeraoui: ¿Narcos o terroristas?

COMPARTIR

···
menu-trigger

Zidane Zeraoui: ¿Narcos o terroristas?

bulletEl incremento del número de asesinatos y delitos en el último año, muestra claramente que la estrategia de combate a la inseguridad implementada por el gobierno actual ha fracasado

Opinión MTY VENTANA AL MUNDO Zidane Zeraoui
22/11/2019
Actualización 23/11/2019 - 0:03
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Zidane Zeraoui
Zidane ZeraouiFuente: cortesía

La reciente declaración del presidente norteamericano, Donald Trump, de una posible calificación de terroristas a los narcotraficantes por el asesinato de varios miembros de la familia mormona LeBarón, podría implicar serias consecuencias para México y sobre todo para los estados fronterizos por su cercanía con Estados Unidos, en particular Nuevo León por su fuerte relación comercial con el vecino del norte.

El cuatro de noviembre pasado, el grupo criminal La línea ejecutó a seis niños y tres mujeres de la familia LeBarón entre los límites de Sonora y Chihuahua. Diez años antes, el ocho de julio de 2009, Benjamín Franklin LeBarón, activista mormón, fue secuestrado y ejecutado.

Frente a estos actos criminales y otros más, el estado mexicano no ha respondido de forma contundente para detener la violencia en Chihuahua y en particular contra la comunidad mormona. Muy al contrario, la tesis de una equivocación, al estilo del asesinato del Obispo de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo, en mayo de 1993, no convence a nadie.

El incremento del número de asesinatos y delitos en el último año, muestra claramente que la estrategia de combate a la inseguridad implementada por el gobierno actual ha fracasado. La 4T no ha logrado proponer una estrategia convincente contra la inseguridad. También, la presencia de directivos poco preparados y sin historial de lucha antinarcótica, ha resultado en serios problemas como el caso de Culiacán, donde el estado nuevamente mostró su incapacidad de enfrentarse a los grupos criminales.

La respuesta de la sociedad civil a esta ausencia de medidas concretas en la lucha contra la violencia ha conllevado a ciertos líderes sociales como Javier Sicilia a denunciar el inmovilismo gubernamental con una marcha hacia la capital y a la familia Lebarón a pedir el apoyo del gobierno norteamericano. El 17 de noviembre pasado, mandaron una carta a Trump en donde notificaban que viajarán en caravana a Washington para representar a las familias Johnson, Langford y Miller, víctimas de la violencia del narcotráfico y entrevistarse con el presidente norteamericano.

La decisión que podría tomar el ejecutivo norteamericano para “proteger” a ciudadanos estadounidenses como lo son los integrantes de las familias LeBarón, sería declarar terroristas a los cárteles de la droga de México, como parece ser la intensión de Donald Trump, lo que implicaría el “derecho” de Washington de intervenir contra los grupos criminales, utilizando la más alta tecnología del gobierno de los Estados Unidos, en particular en la parte fronteriza en donde el narcotráfico se ha afianzado.

Estas medidas que violarían la soberanía nacional incrementarían aun más las fricciones entre los dos vecinos, en un momento en donde la tensión es muy alta por la construcción del muro y las amenazas arancelarias.

Frente a este panorama, las opciones de México se ven muy reducidas: o aceptar la injerencia de los Estados Unidos en la lucha contra los cárteles de la droga o levantar la bandera de la soberanía nacional y enfrentarse a las presiones de la Casa Blanca en un momento en donde el margen de acción del gobierno nacional es muy limitado.

En toda esta crítica situación, los Estados fronterizos, sobre todo Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, serían los más afectados por su fuerte integración con la economía norteamericana.

El autor es Doctor en Ciencia Política, especialista en política internacional y asuntos regionales. Profesor investigador de la Escuela de Gobierno y Ciencias Sociales del Tecnológico de Monterrey.