... Y Samuel insiste con prisión para el gobernador
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

... Y Samuel insiste con prisión para el gobernador

COMPARTIR

···

... Y Samuel insiste con prisión para el gobernador

Exempleada de Aliados Contigo declara en contra de Jaime Rodríguez ante la FEDE.

Félix Córdova
03/09/2019
Piden castigo para funcionarios por desvío de recursos públicos.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Senador de Movimiento Ciudadano, Samuel García, amplió ayer su denuncia en contra de Manuel González y Jaime Rodríguez, secretario General de Gobierno y gobernador, ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE), por el desvió de recursos públicos para favorecer la campaña electoral de “El Bronco”.

García explicó que, al desviar recursos para la captación de firmas en busca de su candidatura independiente por la Presidencia de México, Rodríguez incluso podría ser sancionado a prisión.

“Es inminente la confirmación del delito electoral”, dijo.

“La Ley General de Delitos Electorales (establece) que se impondrá de 2 a 6 años (de prisión) al funcionario o candidato que ejerza presión o induzca a electores a votar, así mismo de 2 a 9 años quien destine, utilice o permita la utilización de manera ilegal de fondos, bienes, servicios o solicite a sus subordinados aportar para una campaña política”.

García acudió ayer a la FEDE acompañado de Deyanira Balboa, exempleada del gobierno de Nuevo León por medio del programa Aliados Contigo, y quien declaró en contra de Rodríguez ante las autoridades.

Según Balboa, cuando fue empleada de Aliados Contigo, personal del Estado la obligó a recolectar firmas a favor de Rodríguez para que éste pudiera alcanzar su candidatura independiente por la Presidencia de México.

Esta declaración también se realizó ante la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León.

Balboa aseguró que tras sus declaraciones en contra de “El Bronco”, personal del Estado la visitó en su domicilio para ofrecerle empleo a fin de retractarse en sus declaraciones.

“(Empleados estatales) fueron a mi casa, me empezaron a buscar los de gobierno, de hecho me ofrecían un puesto con tal de que yo dijera que lo que había dicho el día martes era mentira”, comentó ante distintos medios de comunicación.