Y a ti ¿cómo te va en la vida?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Y a ti ¿cómo te va en la vida?

COMPARTIR

···

Y a ti ¿cómo te va en la vida?

El PIB es una medida útil y comprendida de cómo le va a la economía, aunque ciertamente tiene limitaciones y precisamente, entre otras, no toma en cuenta la calidad de vida.

Opinión MTY Wiki-litico Miguel Moreno Tripp
02/09/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Miguel Moreno Tripp
Miguel Moreno TrippFuente: Cortesía

“En la vida hay más que las cifras del PIB y las estadísticas económicas”. Eso es lo que nos dice la página del Índice Better Life de la OECD, el cual “permite comparar el bienestar en distintos países basándose en 11 temas: Vivienda, Empleo, Educación, Compromiso Cívico, Satisfacción, Balance Vida-Trabajo, Ingresos, Comunidad, Medio Ambiente, Salud y Seguridad”.

“El Índice tiene como objetivo involucrar a los ciudadanos en el debate y que estén más informados”. De hecho, se hace la pregunta: “¿Cuál país es el [país] # 1?” y se responde a sí mismo: “¡Eso depende de usted! La OCDE no ha asignado clasificaciones a los países, está diseñado para permitirle investigar cómo cada uno de los 11 temas puede contribuir al bienestar”. Es decir, es relativo en función de que tema le es más importante a Ud. Sinceramente, esto no habla bien del índice porque no permitiría comparaciones lo más objetivas posibles. Pero es un buen avance en la dirección correcta.

Además, llega a hacer la pregunta: “[La medición del] PIB sigue siendo útil?” Concluye que el PIB es una medida útil y comprendida de cómo le va a la economía, aunque ciertamente tiene limitaciones y precisamente, entre otras, no toma en cuenta la calidad de vida.

Para el caso de México, nos dice que nos ubicamos “por arriba del promedio en compromiso cívico, pero por debajo del promedio en las dimensiones de empleo y remuneración, satisfacción, estado de la salud, calidad medioambiental, vivienda, ingreso y patrimonio, sentido de comunidad, balance vida-trabajo, seguridad personal, y educación y competencias.”

También este resultado sería debatible, ya que el compromiso cívico si bien incluye la participación electoral y participación ciudadana en la elaboración de regulaciones, no podemos dejar de lado la inseguridad, no desde el punto de vista de la víctima, sino del porque este ha sido el peor semestre en asesinatos y el cómo se escucha un caso y otro también de inseguridad en las carreteras, el huachicoleo no ha cedido y en general el crimen está floreciendo. Son mexicanos criminales que de pueblo bueno no tienen nada por más que voten.

Hay cifras regionales en la página del INEGI. Veamos el caso de Nuevo León en algunos indicadores. Acceso a servicios de salud: 87 por ciento, en el lugar 12, siendo San Luis Potosí el primer lugar. Aunque del 2008 al 2018 creció del 75 por ciento al 87 por ciento. Falta por hacer.

Viviendas con acceso a servicios básicos (red pública de agua dentro y fuera de la vivienda, red pública de drenaje, servicio público de electricidad) ocupamos el segundo lugar con un 98 por ciento. ¡Bien¡

En Balance Vida-Trabajo (tiempo disponible que tiene una persona para ocuparlo en hacer lo que le gusta), de un puntaje máximo de 10 puntos tenemos ocho. Tanta crítica que se hace sobre ser “work-alcoholic” (sí, ¿y qué?).

En Educación, respecto de los años promedio de escolaridad tenemos 10.2 años, solo por debajo del ExDF con 11.1 años. Los lugares más bajos son Michoacán (7.9), Guerrero (7.7), Oaxaca (7.5) y Chiapas (7.2). (Aviso de sarcasmo) ¿Tendrán algo en común esas zonas?

En cuanto a la percepción de la inseguridad (porcentaje de personas que perciben su colonia como insegura), tenemos un 44 por ciento y ocupamos el lugar 19; siendo los que tienen mayor percepción de inseguridad Tabasco (67.8 por ciento) y el ExDF (67.4 por ciento).

No podemos cubrir todos los temas por falta de espacio, pero le recomiendo que visite las páginas del INEGI. Son muy ilustrativas.

Si el compromiso cívico es lo que tenemos a favor y lo demás está por debajo de los países del estudio, -en principio miembros de la OECD- y ni siquiera hay crecimiento económico, pues estamos mal y de malas. Le deseo que en lo individual le vaya bien en la vida.

El autor es Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane; cuenta con la Maestría en Alta Dirección de Empresas, en el IPADE. Se desempeñó como Director General de entidades del área Internacional en Santander Serfin.

Opine usted: morenotrip@gmail.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.