¿Vámonos de vacaciones, de shopping o de inversiones?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Vámonos de vacaciones, de shopping o de inversiones?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Vámonos de vacaciones, de shopping o de inversiones?

bulletSi tenemos sueños o metas especificas y queremos literalmente vivir de nuestras rentas, debemos empezar hoy. Siempre hay excusas para no ahorrar dinero o no invertir en bienes raíces.

Opinión MTY MUNDO INMOBILIARIO Jorge Paredes Guerra
02/05/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Jorge Paredes Guerra
Jorge Paredes GuerraFuente: Cortesía

Siempre es más fácil gastar el fruto de nuestros esfuerzos y trabajo diario esforzado en vacaciones y en compras, muchas veces innecesarias que ahorrarlo o invertirlo. En España, cuatro quintas partes de la riqueza total de los hogares se encuentra en su vivienda, es decir, en activos reales y solo una quinta parte en activos financieros. En nuestro País, creo que debe ser similar por ser también un país latino e igual que ellos con una fuerte tradición católica.

La vida se nos va en un abrir y cerrar de ojos y debemos de ser previsores. Si en nuestro país la esperanza de vida es de 77 años y hacemos una analogía con las 4 estaciones del año con nuestra peregrinación probable en este mundo, quiere decir que estamos en nuestra primavera si tenemos menos de 20 años, en nuestro verano hasta los 40 años, en nuestro otoño al cumplir los 60 años y, finalmente, en nuestro invierno y última etapa de nuestra vida si tenemos mas de 60 años.

Si tenemos sueños o metas especificas y queremos literalmente vivir de nuestras rentas, debemos empezar hoy. Siempre hay excusas para no ahorrar dinero o no invertir en bienes raíces. La más común que escucho es que se necesita mucho dinero para invertir en el sector inmobiliario. Nada más alejado de la realidad. Actualmente existen muchas formas de invertir en el único sector que te ofrece plusvalía y rentabilidad; y además que te brinda seguridad para tu futuro.

Desde las famosas FIBRAS (Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces) que invierten en portafolios de activos inmobiliarios que producen rentas y donde puedes adquirir desde 100 CBFI´S (Certificado Bursátil Fiduciario Inmobiliario) y lo puedes hacer a través de una Casa de Bolsa. Los novedosos CROWFUNDING ahora regulados desde marzo del 2018 por la Ley Fintech. En estos últimos hay que ser escrupulosos e investigar bien en que se invertirán los recursos, y si hay riesgo potencial de perder parte o toda la inversión.

También en zonas turísticas están la opción de PROPIEDAD FRACCIONAL donde tu adquieres, mediante una escritura, semanas o meses con otras personas y te dan derecho al uso y disfrute de tu condominio y también lo puedes rentar a quien tú quieras. Aquí estarás sujeto al régimen de Condominio y pagar la parte proporcional del mantenimiento que te corresponde. Aquí solamente les pido NO confundir con TIEMPO COMPARTIDO, porque en éste ultimo caso no obtienes ningún título de propiedad del inmueble, por lo que representa más que una inversión, un gasto.

Por último, les destaco que el menú de opciones de inversión para adquirir el 100 por ciento de la propiedad en inmuebles es muy amplio ya que lo puedes hacer en terrenos, casas, departamentos, locales, oficinas, bodegas, quintas o ranchos. En la mayoría de las ciudades de nuestro país podemos apoyarnos con Asesores Inmobiliarios Certificados para hacer la tarea de buscar propiedades donde podamos invertir para que, como decíamos al principio, podamos vivir de nuestras rentas cuando nos toque estar en la edad de retiro, además de tener la posibilidad de heredar un patrimonio a nuestros seres queridos al final de nuestras vidas.

El autor es experto del sector inmobiliario en México. Es presidente de la firma de bienes raíces líder en el País, Realty World México, y presidió la Federación Internacional de Profesiones Inmobiliarias (FIABCI) en 2014, 2015 y 2016. Capítulo México.

Opine usted: jorge@realtyworld.com.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.