Monterrey

Urgen profesionalizar a restaurantes en Nuevo León

La industria restaurantera en la entidad está integrada por alrededor de 20 mil establecimientos, de los cuales el 50 por ciento son negocios muy informales.

La industria restaurantera de Nuevo León (NL) es integrada por alrededor de 20 mil establecimientos, de los cuales el 50 por ciento son negocios muy informales que necesitan profesionalizarse para poder operar más eficientemente y evitar más cierres como ha sucedido durante la pandemia de Covid-19.

Durante la reunión de la Asociación Nacional de Empresarios Independientes (ANEI), Raúl Leal, empresario, consultor experto en gastronomía y fundador de Culinaria, afirmó que de acuerdo a cifras de la CANIRAC más o menos el 50 por ciento de los restaurantes establecidos han cerrado parcial o totalmente.

"Ese 50 por ciento, el problema es que la inmensa mayoría son restaurantes que no estaban bien fondeados, ni traían buenos márgenes ni estaban bien gestionados, entonces con la pandemia se trabaron", dijo Leal.

Por su parte, Fernando Turner, presidente fundador de la ANEI, sostuvo que la industria restaurantera ha sido un sector duramente golpeado durante la pandemia, situación que los obligó a transformarse y subirse a las plataformas tecnológicas como Uber Eats, Rappi, Sindelantal, entre otras, para mantener a flote las ventas.

Para el empresario e impulsor de las PyMEs en México, manifestó que se debe lograr un mayor crecimiento de restaurantes locales a través del modelo de franquicias.

Reconoció el esfuerzo realizado por los dueños de restaurantes para adaptarse con rapidez y ser flexibles durante la pandemia.

El experto en la industria restaurantera Leal dijo que a través de Culinaria ha capacitado a más de mil propietarios de restaurantes en temas financieros y de operación del negocio, aseguró que los establecimientos con una administración profesional, que se adaptaron con rapidez a las condiciones que exigía la pandemia y que se treparon a las plataformas tecnológicas para ofrecer entrega de pedidos a domicilio, son lo que han salido adelante.

"Creo que uno de los mayores problemas en los restaurantes en los últimos 5 o 6 años es que entro a invertir en restaurantes mucha gente que no entendía el negocio y es un sector complejo desde el punto de vista de inversión, con retornos largos, no recuperan el dinero muy rápido y es mucho más fácil perder dinero que ganar", explicó.

Mencionó que la mayoría de los restaurantes en Monterrey y su área metropolitana, alrededor del 70 por ciento opera con 10 empleados, son muy pequeños, con inversiones pequeñas y operaciones más reducidas.

Durante la conferencia "La Industria Restaurantera ante la Pandemia" ante socios de la ANEI, comentó que la reactivación gradual de la economía que se ha dado en Nuevo León en las últimas cinco semanas, ha sido un alivio para ese tipo de negocios.

"Lo estamos viendo en estas últimas 5 semanas que se ha recuperado la economía, la gente está ávida de salir, la gente quiere salir al restaurante, aunque preparen en tu casa una comida extraordinaria, no tienen la experiencia de ir a un restaurante, entonces esta semana hemos visto como la gente regresa muy fuerte", destacó.

Expresó que un restaurante no se debe de operar como un changarro, tiene que haber una profesionalización detrás y hay que hacer la tarea de entender la industria.

CRECEN RESTAURANTES TRIPLE A EN MONTERREY

Leal dijo que en los últimos años ha crecido el segmento de restaurantes Triple A en Monterrey y su área metropolitana, actualmente ya son 90, con un consumo promedio de mil 200 pesos por persona.

"Es el gasto promedio en un restaurante Triple A es de mil 200 pesos por persona. Entonces esa parte no van a domicilio, a nadie le vas a vender cinco mil pesos en un pedido a domicilio, necesitas que regresen al restaurante", señaló Leal.

Los restaurantes Triple A acumulan ventas en promedio de un millón de pesos al mes.

Actualmente, el 30 por ciento de los restaurantes que existen en Nuevo León se encuentran en el rango de ventas de 300 mil pesos al mes y son los establecimientos a los que mejor les va.

En términos generales, concluyó que hace falta una mayor profesionalización y hay oportunidades de crecimiento para una oferta más amplia de restaurantes étnicos.