Una nueva compañía en gestación
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Una nueva compañía en gestación

COMPARTIR

···

Una nueva compañía en gestación

Las empresas ya sea mexicanas o extranjeras, son con mucho actualmente el símbolo de un comportamiento honesto, y en los casos de corrupción, el mismo sistema empresarial desecha esas situaciones.

Opinión MTY Ecología Social Antonio Tamayo Neyra
05/04/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Antonio Tamayo Neyra
Antonio Tamayo NeyraFuente: Cortesía.

En una forma un tanto cuanto silenciosa pero constante, el papel y posición de la empresa dentro de la sociedad ha ido creciendo, además de ser solamente generadora de riqueza.

En algunos análisis sobre lo que se espera en el futuro a corto plazo, de tres a cinco años, se ha venido encontrando que la confianza en los gobiernos por parte de la población continuará disminuyendo; y en forma paralela, la confianza en las empresas y sus dirigentes seguirá aumentando.

Esa falta de credibilidad en los gobiernos se debe en mucho a la enorme cantidad de casos de funcionarios públicos (políticos), que han abusado del poder que tienen, siendo ya considerados como el ícono de la corrupción; situación que se vive no solamente en el país, sino algo que vemos prácticamente a escala mundial.

Por otra parte, las empresas, ya sea mexicanas o extranjeras, son con mucho actualmente el símbolo de un comportamiento honesto, y en los casos de corrupción, el mismo sistema empresarial desecha esas situaciones.

Este papel que la empresa ha venido adquiriendo y que no fue buscado deliberadamente, ha provocado que su responsabilidad social este aumentando, ya que además de esperar que tenga un comportamiento responsable con sus grupos de interés directos, ahora la sociedad entera, aun sin ser un grupo de interés directo, espera que tenga un comportamiento ético.

Esto viene a crear o formar una nueva empresa, que no sea solamente un ente económico capaz de generar riqueza, sino que además es una entidad que promueve la honestidad en sus actividades, y que esto lo lleva también a que sea parte del comportamiento de su personal.

Así ahora ya podemos hablar, aunque sea inicialmente, de organizaciones que se convierten en escuelas, dejando atrás la imagen tradicional en la que la empresa es solamente un centro de trabajo, viendo esto como un destino triste y fatal; ahora por el contrario, la empresa es un lugar donde se trabaja y aprende al mismo tiempo, haciendo esto de manera sana y divertida. Tal vez esto último no sea muy común todavía en nuestro círculo cercano, pero si es una realidad tangible en algunas partes del mundo.

Pero si bien todo lo anterior es positivo para el sector privado, la honestidad tiene que ser el factor vital para que los gobiernos vuelvan a ser respetados por la sociedad; es difícil al menos pensar en que tipo de convivencia se daría de seguir aumentando esta desconfianza en los gobiernos.

Como sociedad tenemos la responsabilidad de gestar un mejor gobierno, entendiendo como sociedad a los ciudadanos, las empresas y los mismos políticos; es una responsabilidad compartida si queremos tener una mejor sociedad.

Es ahora cuando tenemos la posibilidad de cambiar el futuro, de actuar en el presente buscando tener una sociedad y un mundo mejor. Los sectores público y privado son necesarios y ninguna sociedad puede prescindir de alguno de ellos.

Seguiremos platicando …

Blog: http://ecologiasocial.com.mx/

Opine usted: anttamayon@gmail.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.