Ulises Rivera: Sistemas Fotovoltaicos, nuclear siguen perdiendo terreno contra la solar
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ulises Rivera: Sistemas Fotovoltaicos, nuclear siguen perdiendo terreno contra la solar

COMPARTIR

···
menu-trigger

Ulises Rivera: Sistemas Fotovoltaicos, nuclear siguen perdiendo terreno contra la solar

bulletNaciones del mundo están dejando de operar este tipo de centrales eléctricas y en cambio están optando por plantas a base de fuentes renovables.

Opinión MTY LA FIEBRE DEL SOL ULISES RIVERA
23/12/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Ulises Rivera Pérez
Ulises Rivera PérezFuente: Cortesía

Países con más tradición y cultura en el dominio y generación de la energía eléctrica mediante tecnología nuclear, están colocando sus apuestas fuertemente en alternativas fotovoltaicas para garantizar su seguridad energética.

Esta semana un operador de la compañía eléctrica Suiza BKW, dueña de una central que aporta al menos el cinco por ciento de la energía demandada en dicho país, pulsó a las 12:30 hora local (11:30 GMT) los dos botones que en tres segundos detuvieron la reacción nuclear necesaria para generar energía, lo que supone la desactivación de una de las centrales más antiguas del mundo, tras 47 años de actividad comenzará a ser desmantelada, un proceso que tardará 15 años y que es el primer paso del país hacia el abandono progresivo de la energía atómica.

En opinión de los expertos, en el área de las energías renovables, con la excepción de la energía fotovoltaica, no hay tecnología disponible que pueda expandirse en grandes cantidades a corto plazo y a muy bajo costo. Cada año que pasa, y experiencias en otros países como el desastre más reciente en 2011 (central nuclear de Fukushima, Japón) han hecho que las inversiones, gastos y monitoreo de inteligencia para garantizar la seguridad de estas centrales sean ya muy costosas, ésa ha sido la razón para detener la planta de Mühleberg, Suiza, y se irá en la misma dirección con las otras plantas del país con más de 55 años de antigüedad, que hoy aportan el 60 por ciento de la energía que se consume en Suiza.

La buena disponibilidad del mercado, los costos de generación de electricidad más bajos, los altos niveles de aceptación entre la población y un tiempo de instalación relativamente corto permiten una expansión significativamente más rápida de la energía fotovoltaica. La energía fotovoltaica es tecnológicamente avanzada, está disponible en el mercado y se puede utilizar de manera rentable.

Mientras en México, días atrás la Secretaria de Energía Rocío Nahle, declaró la intención de la CFE para montar nuevas plantas nucleares en México, tras una visita a Estados Unidos. El Coordinador del Corporativo de Laguna Verde, el ingeniero Héctor López Villareal, explicó también que, cuatro nuevas unidades podrían construirse en México hacia el 2030. Hasta el momento se llevan gastados del 2016 a la fecha más de 500 mdp solo en estudios para definir el lugar. De llevarse a cabo la construcción requerirá entre siete mil y 10 mil millones de dólares para un reactor de mil 400 MegaWatts, llevando así la aportación de la energía por fuente nuclear en México del tres por ciento actual que aporta la Central de Laguna Verde con sus dos reactores de 800 MegaWatts cada uno, a un 8 por ciento.

Te imaginas lo que se pudiera hacer con 10 mil mdd, desplegando mucho más rápido la construcción de techos solares residenciales en lugar de subsidiar la tarifa eléctrica y recuperando esa inversión mucho más pronto quitándole carga de generación eléctrica a la CFE, llegando a todos los rincones del país y grandes manchas urbanas, con sistemas fotovoltaicos que pueden generar energía por más de 40 años. En alguna consulta ciudadana vale la pena plantar este tipo de modelos.

Opine usted: urivera@becquerelpower.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.