Transporte público agudiza problema de contaminación
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Transporte público agudiza problema de contaminación

COMPARTIR

···
menu-trigger

Transporte público agudiza problema de contaminación

bulletA finales de la década de los ochenta más de 70 por ciento viajaba en transporte público.

Esther Herrera
24/01/2019
Efectos. La contaminación está generando daños a la salud de los habitantes al colocar a NL en el primer lugar a nivel nacional de enfermos de asma con una tasa de crecimiento de 14 por ciento.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El transporte público constituye la principal fuente de contaminación del área metropolitana de Monterrey, dijo Alfonso Martínez Muñoz, director ejecutivo de Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire.

“La quema de combustibles fósiles, los cuatro millones de litros al día de gasolina y los dos millones de litros diarios de diésel, además del combustible que utilizan las empresas para mover sus flotillas vehiculares, son la principal fuente de contaminación”, añadió el especialista.

Nuevo León consume muy mala calidad de combustibles y eso hace que la contaminación en el área metropolitana esté llegando a niveles alarmantes; también el polvo y otras fuentes están contribuyendo agravar la situación.

De acuerdo con indicadores, en Nuevo León a finales de la década de los ochentas pasó de más de 70 por ciento de viajes en transporte público a cerca de un 28 por ciento en viajes a través del transporte público que es lo que actualmente se da.

Otra implicación que ha tenido la contaminación es que ha ocasionado que Nuevo León registre la tasa de enfermos de asma más alta del país, al reportar un crecimiento de 14 por ciento en comparación al promedio nacional que es un siete por ciento.

Otros efectos en la salud, obviamente en infecciones en las vías respiratorias, irritaciones en los ojos, síntomas en la nariz y garganta y obviamente ataques de asma, una enfermedad que se ha incrementado en los últimos años.

Además de desarrollar síntomas crónicos por partículas que se van acumulado por muchos años en los pulmones, en el corazón y en otros órganos del cuerpo, indicó Martínez.

Martínez detalló que los habitantes del área metropolitana de Monterrey respiran todos los días siete diferentes elementos contaminantes: el monóxido de carbono, los óxidos de nitrógeno, el bióxido de azufre, el ozono, las partículas, entre otros.

Dijo que si la ciudad sigue creciendo de manera desordenada y horizontal, además de continuar consumiendo combustibles de mala calidad el problema tenderá a empeorar.

Propuso un plan integral donde estén involucrados los tres niveles de gobierno, sociedad, empresas, universidades y especialistas.

“Se requiere una nueva política de transporte público, mejorar la calidad de los combustibles, evitar la quema de basura, todo esto la única manera de impulsar si se da una vinculación entre los alcaldes del área metropolitana de Monterrey, el gobierno estatal y la Federación, además de la sociedad civil”, añadió.

Consideró que medidas como un no circula, programa que opera en la Ciudad de México, habría que evaluarlo antes de decidir implementarlo en Nuevo León.

El diésel que se consume en Nuevo León es de 30 partes por millón, pero puede ser de 70 u 80, mientras que en otros países es de 10 partes por millón.