Monterrey

Tienen regias trimestre de pesadilla en la BMV

Entre las empresas que resultaron las menos afectadas fueron las del sector de alimentos y bebidas, por considerar que estén en un rubro defensivo, ya que éstas no suspenderán operaciones.

Si a principios del 2020 las expectativas de crecimiento de la economía de México no eran lo positivas que se hubiera deseado, lo que afectaba el desempeño esperado para las empresas, la pandemia del Covid-19 vino a complicar aún más el panorama económico, por lo que las empresas regias que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registraron un primer trimestre de pesadilla.

Mientras que el Índice de Precios y Cotizaciones (IPyC), principal indicador de la BMV, acumuló una reducción en lo que va del año de 20.64 por ciento al concluir el primer trimestre en 34 mil 554.53 puntos, los precios de las acciones de algunas empresas regiomontanas retrocedieron casi un 60 por ciento en el mismo periodo.

Analistas del mercado señalaron que la emergencia sanitaria generada a nivel mundial por el Covid-19, que llevó a muchos países a cerrar sus fronteras y a que sus empresas pararan operaciones, entre ellos Estados Unidos, el principal socio económico de México, tendrá un impacto negativo muy importante en la economía nacional, aunque aún no es posible calcularlo.

"El primer trimestre del 2020, fue un trimestre histórico para el mercado de capitales, comenzando con que fue uno de los más volátiles en la historia", señaló Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE.

Detalló que en la primera mitad se observó una firme tendencia al alza en la mayoría de los centros bursátiles a nivel global, por algunos factores de optimismo como la firma de la primera fase del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, la ratificación del T-MEC y la aprobación del tratado comercial post-Brexit en el Parlamento británico.

Dijo que la segunda mitad del trimestre fue una de las peores en la historia de los mercados financieros, principalmente debido al brote del coronavirus que surgió en China a finales del 2019, pues la rápida propagación de éste llevó a la mayoría de los gobiernos del mundo a suspender actividades económicas, afectando significativamente las cadenas de suministro en el comercio internacional, e incluso a aplicar medidas de cuarentena, afectando al consumo y al sector servicios.

"En México, el IPyC cerró el trimestre con una caída de 20.64 por ciento, la mayor desde el primer trimestre de 1995", comentó.

Las acciones de las empresas regias más castigas fueron las de Alfa y sus subsidiarias. Los títulos del conglomerado cerraron marzo en 6.40 pesos, es decir, 59.18 por ciento menos que el cierre del 2019; las de Alpek se ubicaron en 8.45 pesos, 59.55 menos que al inicio del año y las de Nemak perdieron 49.94 por ciento en el primer trimestre, al cerrar el día de ayer en 3.98 pesos.

Fernando Bolaños, analista de Grupo Financiero Monex, ha señalado que al inicio del año las perspectivas de Alfa y sus subsidiarias no eran muy buenas, el Covid-19 vino a complicarlas aún más.

En su informa anual del 2019, la misma empresa señala que sus subsidiarias enfrentarán en este año un entorno desafiante.

Para Alpek indicó que pese a que en el 2020 se prevé un entorno en general de menores márgenes en comparación con el 2019, las perspectivas de la empresa se mantienen favorables en el largo plazo.

"Se prevé que el 2020 presente nuevamente un entorno desafiante en algunos de los principales mercados automotrices a nivel global. No obstante, Nemak se anticipó a las tendencias actuales y hoy se encuentra en óptima posición para capitalizar las crecientes necesidades de aligeramiento y electrificación de su industria, tanto en el corto como en el mediano y largo plazo", señaló respecto a Nemak.

Agregó que las perspectivas para Axtel lucen positivas, y que se espera que durante los próximos años la empresa observe un saludable crecimiento en sus dos unidades de negocio, debido principalmente al aumento esperado en la demanda de servicios de conectividad.

Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA) fue otra de las empresas que tuvo un desempeño negativo en el trimestre al cerrar marzo en 80.17 pesos, una caída de 43.47 por ciento respecto al cierre del año pasado.

Analistas dijeron que la cancelación de vuelos y las medidas de aislamiento impuestas por el gobierno de México ante el Covid-19, que llevó una reducción en las operaciones de la empresa incluyeron en la caída en el precio de su acción.

Las acciones de Cemex cerraron la sesión de ayer en 4.93 pesos, lo que implicó una baja de 30.37 por ciento en el año, debido a que se espera un menor crecimiento económico y por ende una reducción en la actividad de la construcción en México y Estados Unidos, dos de los principales mercados de la empresa.

Pero la cementera está aprovechando la baja en el precio de sus acciones, al poner en marcha su programa de recompra de acciones de hasta 500 millones de pesos autorizado por su Asamblea de Accionistas celebrada en marzo del año pasado.