¿Tiene algo qué celebrar Puebla este 5 de Mayo?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Tiene algo qué celebrar Puebla este 5 de Mayo?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Tiene algo qué celebrar Puebla este 5 de Mayo?

bulletLa verdadera celebración que llega hasta nuestros días que para mí sigue siendo el despertar de esas etnias locales, de Zacapoaxtlas y Teziutecos que se unieron a Ignacio Zaragoza.

Opinión MTY Desde Texas Javier Amieva
06/05/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Javier Amieva
Javier AmievaFuente: Cortesía

Por supuesto que 30 años de vivir en Estados Unidos (EU) no solo no me hace olvidar lo mejor y añorar lo bueno de México; sino que el vivir en la frontera, tener negocios en los dos países, actuar como promotor económico de la región y contemplar desde fuera lo que pasa en México me ha dado una visión clara, bifocal, bilingüe y verdaderamente internacional de lo que pasa en México.

En EU, existe mucha gente de buena voluntad que cree patrióticamente en su gobierno y en las falacias que día con día su presidente les repite, mentiras que por machacona en las mentes poco cultivadas de un alto número de ciudadanos bonachones termina por ser verdad, y si a este buen rebaño le sumamos los políticos Republicanos y uno que otro Demócrata “mala-leche”, que son muchos, a los discriminadores, a los supremacistas y los oficiales “vestidos de verde” que odian a los mexicanos, “en un formato de cumplimiento de deber”, la verdad los mexicanos en EU no la tienen fácil.

Pero claro, los norteamericanos tienen una muy clara visión de los negocios, saben que 30 millones de mexicanos que viven en EU, son consumidores, son una de las etnias que más gasta en restaurantes, somos el grupo que gustamos traer el auto más caro y último modelo que nunca pudimos comprar en México, somos consumidores de cerveza y de todo lo que haya que consumir y por eso el 5 de Mayo es una celebración en grande.

Ayer estuve en el aeropuerto internacional de San Antonio, Texas uno de a deveras -como el proyecto de Santa Lucía, que me canso ganso estará listo ya casi-, pero bueno el caso es que desde que llegas, los pasillos, las paredes y cada rincón estaba lleno de motivos mexicanos, de piñatas, vestidos de china poblana, de paredes simulando pirotécnicas multicolores; y la sala de espera repleta de turistas y militares estadounidenses que llegan a esta ciudad que mantiene también un centro de entrenamiento y bases aéreas. El gobierno de la ciudad de San Antonio ha utilizado como motivo central del río artificial que cruza la ciudad, así que millones, si millones de estadounidenses llegan a San Antonio a festejar todo el año con motivos mexicanos y por ende el 5 de Mayo es una fecha que se celebra ampliamente, especialmente por las tiendas de autoservicio o supermercados y los “malls” repletos de visitantes de México, como sucede casi todo el año.

Pero también, estimado amigo lector, hace unos meses estuve en Puebla, Ciudad y estado del mismo nombre que dio origen a la Celebración del 5 de Mayo.

La verdadera celebración que llega hasta nuestros días que para mí sigue siendo el despertar de esas etnias locales, de Zacapoaxtlas y Teziutecos que se unieron a Ignacio Zaragoza y que al vencer a tropas francesas no solo defendieron México, sino que evitaron que Napoleón continuará enviando tropas a EU en plena guerra civil y con ello dieron orgullo patrio a los actuales hermanos poblanos; y de ahí también nace la celebración estadounidense; cabe mencionar que Puebla durante los sexenios pasados “que fue gobernada por neoliberales y por la mafia del poder”, creció y se desarrolló y hoy como muchas poblaciones en México luchan contra la real mafia y los grupos de choque sembrados desde entonces por el PT y el PRD, hoy concentrados en una figura apellidada Barbosa.

Puebla ha sido uno de los últimos bastiones sobrevivientes a la aplanadora de Morena.

El sentimiento de tener el poder absoluto y el soporte que AMLO cultiva a la cultura de la revancha me parece que impondrá al final a este insensible político y EU seguirá celebrando su versión del 5 de Mayo mientras exista el consumismo, mismo día que a muchos estadounidenses se les olvida la México-fobia mientras que en Puebla, cuna de la celebración podría no haber mucho que celebrar, por el contrario.

Bueno esta es mi humilde visión, estimado lector.

El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos.

Opine usted: javier.amieva@hispanicinternational.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.