¿Terminará el dólar en 18 pesos a finales de año? Depende de la Fed
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Terminará el dólar en 18 pesos a finales de año? Depende de la Fed

COMPARTIR

···

¿Terminará el dólar en 18 pesos a finales de año? Depende de la Fed

Las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos han generado que índice de gerentes de compras manufactureras de Estados Unidos (MPI) haya bajado en mayo a su menor nivel desde la crisis de 2009.

Opinión MTY Visión Económica Jesús Garza
13/06/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Jesús Garza
Jesús GarzaFuente: Cortesía

Esta semana el peso mexicano se apreció abruptamente después del acuerdo al que llegó el gobierno mexicano con los Estados Unidos. La semana pasada el peso llegó a tocar el umbral, y en momentos, superó, los 20 pesos por dólar debido a la amenaza de la aplicación de aranceles de cinco por ciento a todos los productos nacionales exportados hacia el país vecino.

Asimismo, el peso sufrió por la reducción en la calificación crediticia del país y de Pemex por Fitch, mientras que Moody´s le redujo la perspectiva riego país de estable a negativa. Con la incertidumbre asociada con Pemex, ¿por qué se está apreciando el peso, que incluso podría llegar a los 18 pesos por dólar? Por la Reserva Federal.

La economía de los Estados Unidos superó las expectativas de crecimiento en el primer trimestre del año, creciendo a 3.1 por ciento anual. De hecho, la expansión económica de Estados Unidos que comenzó desde junio de 2009 podría ser la más larga en la historia, superando a la experimentada desde 1991 a 2001, la más larga desde 1854. Sin embargo, es importante recalcar que gran parte del crecimiento observado en el primer trimestre del año se debió a los inventarios y las exportaciones netas, contrastando con la menor contribución al crecimiento del consumo privado. ¿Por qué es importante esto?.

Las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos han generado que índice de gerentes de compras manufactureras de Estados Unidos (MPI) haya bajado en mayo a su menor nivel desde la crisis de 2009 (menores a 50 puntos que sugieren una contracción). Aunado a esto, el rendimiento del T-bill de tres meses superó al de 10 años en ese país, lo cual normalmente sugiere una recesión económica. De hecho, el modelo de recesión de JP Morgan subió reciente la probabilidad de recesión de 25 a 40 por ciento en mayo.

Así, es muy probable que la economía estadounidense comience a desacelerarse. Lo anterior podría provocar a la Reserva Federal a disminuir la tasa de interés, lo cual sería muy benéfico para el peso mexicano. Ante este escenario los flujos de capitales fluirían hacia mercados más rentables. La tasa objetivo en México paga 8.25 por ciento, muy atractivo para los inversionistas.

Aún con este entorno es importante recalcar que existe una alta probabilidad de que las demás calificadoras reduzcan la calificación a Pemex y por ende al país. Principalmente por los pasivos de la petrolera y por su modelo de negocios.

Si bien es positivo que entren capitales al país, el gobierno debiera estar enfocando sus energías en la atracción de inversión directa y no de la llamada golondrina. Así, el destino del peso en estos momentos depende de la Fed.

El autor es director general y fundador de Soluciones Financieras GAMMA y profesor de Economía y Finanzas en EGADE Business School. Cuenta con una maestría en Economía Financiera y doctorado en Finanzas, ambas por la Universidad de Essex en el Reino Unido.

Opine usted: jgarzagg@gmail.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.