Tecnología, amenaza a contadores; robots los sustituirían
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tecnología, amenaza a contadores; robots los sustituirían

COMPARTIR

···
menu-trigger

Tecnología, amenaza a contadores; robots los sustituirían

bulletLas firmas de contadores deben de innovar o de lo contrario podrán verse afectadas.

Édgar Rivera
18/12/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La innovación tecnológica, la competencia y la retención de talento son amenazas y desafíos para las nuevas firmas de contadores, en momentos en que hay que reconocer que hasta un robot podría sustituirlos, advirtieron especialistas en esta disciplina.

“A medida que la tecnología ha evolucionado, así como los cambios legales, y con ellos los servicios, hoy las firmas de contadores deben de "subirse al tren del cambio" o de lo contario podrán verse afectadas, explicaron Nora Flores García, Rogelio García, Rafael Chapa y Ernesto Méndez.

Los expertos anticiparon y no descartaron que “en un futuro cercano muy posiblemente los robots puedan reemplazar diversas áreas y actividades que hoy en la actualidad realizan los contadores, sin embargo, el “feelling” de un profesional contable preparado en análisis y estudio de estados financieros y selección para la mejor toma de decisiones será decisión de un buen estratega”.

En la mesa redonda, “Aspectos clave para dirigir pequeñas y medianas firmas de contadores”, del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León (ICPNL), señalaron que, “de los cambios al igual que la moda, las firmas deben de estudiar concienzudamente y analizar detalladamente el tipo de servicio que ofrece a fin de escoger la tecnología”.

Detallaron que en general las amenazas de las nuevas firmas de contabilidad en México son las tecnologías, el mercado, la competencia, el reclutamiento y la retención de talento.

“Los errores más comunes que comenten las firmas de contadores al interior de su administración son el no invertir tiempo en la planeación; confundir los ingresos con las utilidades; no tener continuidad en el mercado; abarcar demasiado y no tener una buena comunicación con clientes y asociados.

“Es importante que se llegue a la conclusión de que la firma de contadores públicos es una empresa de servicios”, explicaron.