menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

T-MEC, un tratado condicionado

COMPARTIR

···
menu-trigger

T-MEC, un tratado condicionado

bulletLos acuerdos comerciales siempre serán sanos y más si invitan a mejorar la balanza comercial, a la Inversión Extranjera Directa, donde el resultado es la creación de empleos, mejores condiciones de vida para los trabajadores u sus familias y con un gobierno que no viva del erario.

Opinión MTY Enroque Financiero Carlos Peña
19/10/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Carlos Peña, Director de Columbus MX Asesores.Fuente: Cortesía

El futuro tiene muchos nombres: para los débiles es inalcanzable, para los temerosos es desconocido y para los valientes una oportunidad: Víctor Hugo.

Estimados lectores cuando ya pensábamos que ya teníamos una negociación formal del ahora llamado T-MEC (Tratado de México, Estados Unidos y Canadá) al parecer, como es de saberse, un twitazo de Trump anuncia y condiciona que después de un 1 año de negociaciones del llamado también TLCAN o USMCA, como si el nombre que se le ponga definiera las diferencias de una muy buena renegociación, ahora el mismo Trump anuncia en un Twitter que si México no cierra sus fronteras del sur, que colindan con Guatemala y Honduras para asó evitar la inmigración que cruza a Estados Unidos (EU), esto podría ser un asunto más importante que la misma renegociación del T- MEC, e inclusive poner al ejército americano a la vigilia de las fronteras del sur, argumentando seguridad nacional derivado a que hay muchos inmigrantes delincuentes que ponen en riesgo a la seguridad de la población y la sociedad de EU.

Aquí me pregunto ¿esta acción será buena o es exagerada? Creo que esa respuesta la debe tomar una persona que viva en EU, quien tiene el derecho de opinar lo que más le pueda convenir como país. De lo que si estoy convencido es que si tuviéramos un presidente que peleara y negociara de esa manera los derechos y beneficios económicos, sociales, culturales de nuestro país, sin duda nos iría mejor, simplemente el hecho de que tuvimos un sexenio con datos duros en economía muy por debajo de la media de los presidentes que han estado en los últimos 25 años.

Actualmente existen factores positivos e inteligente, un buen manejo del control del tipo de cambio, un cierre de reportes trimestrales positivo, en su mayoría, a pesar de las presiones económicas y con un país emergente muy enriquecido con el mayor crecimiento en la región, un buen manejo de la deuda soberana peleando la calificación crediticia estable BBB+, con unas Reservas Internacionales positivas, de más de 170 mil millones de dólares (MMDD).

Fundamentalmente creo que si se eliminara la corrupción el crecimiento en el PIB podría llegar hasta un 4 o 5 por ciento, ya AMLO anunció desde su campaña que buscaría erradicar este cáncer que mantiene en la pobreza a millones de mexicanos.

Algo a enfatizar en forma positiva en el tratado es que hoy vivimos en un mundo de volatilidades donde los fundamentales afectan más que un análisis técnico, esto porque vivimos en un mundo cambiante y en cualquier momento puede pasar algo que podría mover los mercados y afectar economías si no están protegidas y esto sale a relación ya que en el T-MEC se triplicó la línea de SWAP que hay con México a 9 MMDD, dando tranquilidad a la actividad cambiaria.

Los acuerdos comerciales siempre serán sanos y más si invitan a mejorar la balanza comercial, a la Inversión Extranjera Directa (IED), donde el resultado es la creación de empleos , con mejores condiciones de vida para los trabajadores u sus familias, con un gobierno que no viva del erario, donde el deporte nacional no sea sinónimo de populismo, un México donde la cultura no sea del ahorro sino de la Inversión y que el riesgo sea una única oportunidad para lograr el éxito, sería magnífico ya no creer en las promesas de políticos, México es más grande que eso.

El primero de diciembre hay que ir tomando la temperatura de este nuevo gobierno federal. En el primer mes nos daremos cuenta qué cambios habrá ante un Congreso donde un nuevo partido político dominará, y en donde el ejecutivo y el Congreso no deberán batallar para cualquier reforma.

Como iniciamos esta columna con una frase de Víctor Hugo, yo me quedo con ser valientes y ver todo como una oportunidad cada día.

¡Hasta la próxima!

El autor es Director de Columbus MX Asesores y autor del libro “Tu presente definirá tu futuro”.

Opine usted: carlos@openmx.online

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.