Sube Moody’s calificaciones de emisor de San Pedro
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sube Moody’s calificaciones de emisor de San Pedro

COMPARTIR

···
menu-trigger

Sube Moody’s calificaciones de emisor de San Pedro

bulletDescarta calificadora que municipio requiera más deuda de corto o largo plazo.

Redacción
26/02/2018
Destacado. La perspectiva estable refleja la fuerte posición de liquidez del municipio.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Debido a una reducción significativa en el nivel de endeudamiento durante los últimos dos años, una importante mejora en su balance operativo bruto (GOB, por sus siglas en inglés) y el registro de superávits financieros, que evita la necesidad de endeudamiento adicional en los próximos años, así como un sólido nivel de liquidez, Moody´s subió su calificación de emisor para el municipio de San Pedro Garza García.

El alza de las calificaciones fue a Baa2/Aa2.mx desde Baa3/Aa3.mx y agregó que la perspectiva de calificación se mantiene estable.

“Estimamos que la deuda directa e indirecta neta de San Pedro disminuyó a 8.8 por ciento de los ingresos operativos en 2017 desde 25.1 por ciento en 2016 y 41.6 por ciento el año anterior”, indicó la calificadora.

Agregó que el municipio ha utilizado sus excedentes financieros para pagar anticipadamente su deuda, por lo que dado su fuerte desempeño financiero, Moody’s prevé que San Pedro no necesitará contratar deuda adicional de largo o de corto plazo en los próximos años.

“Por consiguiente, Moody’s espera que la deuda total del municipio disminuirá aún más, a 7.1 por ciento de los ingresos operativos en 2018”, destacó.

Dijo que el balance operativo bruto del municipio aumentó a alrededor de 41 por ciento de los ingresos operativos desde 27.6 por ciento en 2016, mientras que su superávit financiero fue de 27 por ciento de los ingresos totales, nivel similar al registrado en 2016.

“El municipio ha logrado alcanzar resultados sólidos gracias al crecimiento tanto de ingresos propios como de transferencias federales.