Sube 4.8% el costo de la vivienda en Tampico
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sube 4.8% el costo de la vivienda en Tampico

COMPARTIR

···
menu-trigger

Sube 4.8% el costo de la vivienda en Tampico

bulletSituación. El alza del acero y el aluminio afectaron a la industria.

Teresa Macías
28/12/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Tampico, Tamps.- En 2018 la inflación pegó a los materiales de la construcción que registraron incrementos, esto generó que la construcción de viviendas se encareciera en 4.8 por ciento.

De acuerdo con el Centro de Estudios de la Industria de la Construcción, otro factor que presionó los costos fue la imposición de aranceles al acero y al aluminio que se presentó a mediados de este año. En Matamoros el costo de construir una vivienda fue 10 por ciento más alto, el porcentaje más elevado fue en Ciudad Juárez, Chihuahua con el 14 por ciento.

En los últimos seis años hay incrementos acumulados del 43 por ciento, en los materiales, debido a la depreciación del peso frente al dólar. De esta forma se encareció la varilla 31 por ciento, alambre y alambrón 28 por ciento y la malla de acero 22 por ciento.

Destaca el CEESCO que el tema del acero es relevante para la industria de la construcción ya que de las 31 millones de toneladas anuales que se consumen en México, la construcción adquiere el 62 por ciento y el acero y sus derivados constituyen los principales insumos, representando el 18 por ciento de los materiales utilizados en una obra genérica también cabe destacar que alrededor de 46 por ciento del acero consumido en México proviene del extranjero. El incremento anual en los precios de la construcción en 2018 fue de 11.2 por ciento, mayor al de 2017 de 8.7 por ciento y al de 2016 de 9.8 por ciento.

En noviembre se dio el incremento de las mezclas asfálticas, derivado del precio internacional del petróleo, que también se puede atribuir a una menor oferta de crudo en México y a que las Refinerías en México no están operando en plena capacidad por incosteabilidad.