Se debilitan economías regionales
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Se debilitan economías regionales

COMPARTIR

···

Se debilitan economías regionales

La actividad económica en la región Norte disminuyó en 0.09 por ciento en el segundo trimestre, impulsada por la caída en la construcción, que se contrajo 3.81 puntos porcentuales en el periodo.

Opinión MTY UANL Cesáreo Gámez
21/09/2018
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Cesáreo Gámez, es profesor de la Facultad de Economía de la UANL.Fuente: Cortesía

Los indicadores económicos de las diferentes regiones de México experimentaron una desaceleración en el segundo trimestre de 2018, de acuerdo con el Reporte sobre las Economías Regionales correspondiente al trimestre abril-junio del año en curso, elaborado por el Banco de México.

La actividad económica en la región Norte disminuyó en 0.09 por ciento en el segundo trimestre, impulsada por la caída en la construcción, que se contrajo 3.81 puntos porcentuales en el periodo. La región Norte incluye Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas.

La única región que registró un crecimiento en el segundo trimestre del año fue la región Centro, que se incrementó en 0.36 puntos porcentuales. La región Centro la integran la Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala.

La región Centro Norte registró una disminución de 0.18 por ciento, y la región Sur mostró una tasa negativa de 0.16 puntos. La región Centro Norte considera Aguascalientes, Baja California Sur, Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas, mientras que la región Sur, está formada por Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

A pesar de que el reporte corresponde al trimestre abril-junio, incluye algunas consideraciones sobre el comportamiento de la confianza del consumidor en el periodo julio-agosto.

“El índice de confianza del consumidor exhibió una importante expansión en el periodo julio – agosto de 2018 en las cuatro regiones del país, continuando así con la recuperación que había venido mostrando durante el segundo trimestre de este año”, señala el documento.

Los analistas de Banxico enfatizan que esta expansión se manifestó en los cinco componentes que integran el índice, en especial en el correspondiente a la percepción sobre la situación económica esperada del país en el norte y las regiones centrales, y a la posibilidad para realizar compras de bienes duraderos en la región sur.

Lo anterior pone de manifiesto el efecto positivo que tuvieron las elecciones presidenciales y la manera como fueron realizadas en la confianza de los consumidores en las diferentes regiones del país.

Para los próximos doce meses, los directivos entrevistados en las cuatro regiones también anticipan un aumento en la demanda por sus bienes y servicios, si bien dicha señal resultó ligeramente menos intensa con relación al trimestre previo.

Los empresarios entrevistados prevén que el impulso a la demanda se apoyará en el crecimiento de los sectores agropecuario, manufacturero, telecomunicaciones, transporte, turismo y construcción.

En cuanto a los factores externos que impulsarán la demanda, se mencionaron el dinamismo de la economía de Estados Unidos, el acceso a los mercados de la región Asia - Pacífico en condiciones más favorables, una renegociación exitosa del TLCAN para México, así como mejores condiciones para la atracción de turismo extranjero.

Los directivos empresariales consultados identificaron los principales riesgos para el crecimiento económico que esperan en los próximos meses en sus respectivas regiones. Respecto a esto, los directivos destacaron, en general: en primer lugar, que se presente un deterioro en la seguridad pública.

Un segundo riesgo contemplado es que la incertidumbre que prevalece tanto en el ámbito interno como en el externo se refleje en menores niveles de inversión; y, finalmente, que la renegociación del TLCAN no resulte favorable para el sector productivo mexicano.

Anticipan “maldición”

La economía mexicana crecerá 2.6 por ciento en 2018 y esta tasa bajará a 2.0 por ciento durante 2019, de acuerdo con las proyecciones contenidas en el reporte Situación México, correspondiente al tercer trimestre de 2018, elaborado por BBVA Bancomer.

Esto sería la confirmación de la llamada “maldición del primer año”, la desaceleración de la economía que se ha registrado en 11 de los últimos 12 cambios de administración presidencial.

En las variables financieras, los analistas de Bancomer esperan estabilidad, con una inflación de 3.83 por ciento, la tasas de interés TIIE con un promedio de 7.71 puntos porcentuales y el tipo de cambio promediando 17.80 pesos por dólar en 2019.

El autor es economista de la UANL, con Doctorado en la Escuela de Graduados de Administración y Dirección de Empresas (EGADE) del ITESM. Es profesor de la Facultad de Economía de la UANL y miembro del SNI-Conacyt.

Opine usted: cesareo.gamezgr@uanl.edu.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.