Sara Lozano: Pronósticos pasados
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sara Lozano: Pronósticos pasados

COMPARTIR

···

Sara Lozano: Pronósticos pasados

Quedan tres meses para que se acabe 2019 y el dólar vale menos que hace un año.

Opinión MTY La propia política Sara Lozana
02/10/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
La Propia Política Sara Lozano
La Propia Política Sara Lozano Fuente: Cortesía

Es circunstancial la solidez del peso frente al dólar desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador fue electo. Hace más de un año, sin haber tomado protesta, la inestabilidad económica era un hecho. En diciembre de 2018 se iban a caer los mercados y la economía en México iba a entrar en crisis. Y no pasó.

En enero, con el problema de huachicol y otros pronosticados, el país entero iba a entrar en crisis económica; se agregaba la salvedad que, en menos de un año, tronaba la economía nacional. Quedan tres meses para que se acabe 2019 y el dólar vale menos que hace un año.

Si son situaciones de suerte, ya se puede creer que la diosa Fortuna le tiene buena voluntad al presidente de México, al menos en materia de economía nacional.

En una visita reciente por Tabasco sólo vi tierras productivas y personas de clase media-baja con esperanza. En la carretera de Villahermosa a Comalcalco advertí campos trabajados donde antes había selva; platicando con habitantes, el tema público eran los apoyos y las revisiones, las comunidades participando en cooperativas y tomando acuerdos para inversiones conjuntas. La mira está en el mediano plazo, cuando se recojan los cultivos, las frutas o los maderables. Del proyecto de Dos Bocas sólo me informan que ya estaban trabajando. La inseguridad es un problema tristemente normalizado, como lugar turístico me señalaron el lugar donde acribillaron a dos mujeres.

En otros asuntos sociales reconozco que me queda pendiente el posicionamiento del presidente en materia religiosa, de género y sobre el asunto de la ley de libre elección para el aborto. Sobre la religión me da algo de tranquilidad que él mismo se declara agnóstico; en materia de género, habla por sí un gabinete paritario y, si hubiera línea para las cámaras legislativas, la meritocracia impera en las designaciones y con privilegios por la paridad. Sobre Oaxaca me queda el buen sabor de boca de su prudencia para no generar conflictos, con la aclaración de asumir la responsabilidad de representarnos a todos y a todas, de respetar las decisiones estatales legislativas.

Aplaudo que en la mesa del debate estén los mecanismos de democracia directa.

Sí, hay buscapiés político-jurídicos en Baja California y el periodo de mandato del gobernador; suenan represivas las leyes aprobadas en Tabasco y todas las alertas están encendidas en el sistema educativo. Pero estas cosas siguen en el futuro y son blanco de especulación.

No tenemos un presidente que actúa en la Liga de la Justicia para evidenciar su bondad o maldad. Con toda su humanidad imperfecta a 15 meses de su elección y a 10 meses de su mandato, los terribles pronósticos pasados han fallado. López Obrador ha sido consistente en su discurso, además, respetuoso de la ley que hoy gobierna, crea o no en sus ideas.

Mientras tanto en Ciudad Gótica… seguimos a la espera de una decisión cierta en el Congreso de Nuevo León respecto al futuro de nuestro gobernador y secretario de gobierno.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.