Monterrey

Saldría Banregio bien librado del Covid-19

Analistas señalan que el banco cuenta con aproximadamente ocho mil millones de pesos disponibles para amortiguar el impacto.

Por considerar que las medidas que está tomando Grupo Financiero Banregio (Regional) para enfrentar la contingencia sanitaria provocada por el Covid-19, aunado a su sólida estructura financiera, le permitirán a la empresa salir avante ante las consecuencias generadas por la pandemia.

"Consideramos que las medidas que está tomando la empresa, así como sus sólidos niveles de liquidez y de capital, su bajo índice de morosidad y respectiva calidad de cartera, y los elevados niveles de rentabilidad la sitúan en una buena posición para hacer frente a la crisis causada por el Covid-19, a pesar de que se vea una reducción en los crecimientos en la cartera de crédito, los depósitos y la utilidad neta de la empresa, señaló Alejandro González, analista de Intercam Banco.

Agregó que "si bien es evidente que la pandemia afectará a la economía nacional, la institución considera que se encuentra en una posición sólida para afrontarla y está tomando las medidas tanto de seguridad y salud, como de operaciones del negocio, para asegurarse de que éste sea el caso".

Regional indicó que en cuanto a su capital mantienen una razón de capital Tier 1 (CET1) de 14.4 por ciento, manteniendo tres mil 500 millones de pesos de exceso de capital, lo que significa que su capital mínimo de calidad se encuentra en niveles saludables, ya que éste debería ser igual o mayor a seis por ciento.

"Asimismo, y para seguir mejorando su razón de capital, está implementando estrategias como posponer el pago de dividendos, lo que podría elevar el CET1 a 18 por ciento", indicó.

Comentó que en cuanto a su liquidez también se encuentran en una buena posición, con aproximadamente ocho mil millones de pesos disponibles para amortiguar el impacto.

Dado que el impacto del Covid-19 afectará a la economía nacional ahora Regional considera que el crecimiento del PIB de México se encontrará en un rango entre 1.5 y seis por ciento, a diferencia del escenario anterior de un crecimiento de entre 0.5 y uno por ciento.

Destacó que si bien la crisis de salud afectará a todo el país, en general y bajo condiciones normales las zonas geográficas en donde la institución tiene una mayor presencia (casi 40 por ciento en Nuevo León) son las menos afectadas y las que crecen a mayores ritmos.

Entre las medidas que aplicó la empresa está ofrecer soluciones personales como diferimientos de hasta cuatro meses en tarjetas de crédito, créditos personales, créditos automotrices e hipotecas; hacer planes para diferir 4, 6 ó 9 meses de capital para créditos empresariales.

Además, están difiriendo algunas de sus inversiones de capital; y continúan avanzando con sus servicios y esfuerzos de digitalización, lo cual en esta época es de suma importancia para mantener la operatividad del negocio y la competitividad.

Por su parte, Alfredo Calvo, analista de S&P Global Ratings, señaló en un reporte que ante la débil perspectiva de la economía mexicana, modificó las calificaciones a la baja de las instituciones financieras del país.

"En nuestra opinión, los bancos mexicanos actualmente afrontan mayores riesgos económicos debido al continuo debilitamiento de la economía, lo que ha generado una menor resiliencia económica", señaló Calvo.