Roles y “Papelones” en la Familia Empresaria
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Roles y “Papelones” en la Familia Empresaria

COMPARTIR

···
menu-trigger

Roles y “Papelones” en la Familia Empresaria

bulletEs importante conocer y reconocer los roles o “papelones” que jugamos en el ámbito familiar y evaluar cómo los trasladamos al negocio familiar.

Opinión MTY EMPRESAS FAMILIARES Rosa Nelly Trevinyo-Rodríguez
21/02/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block

Cuando hablamos de la dinámica familiar, es decir, de las relaciones de dependencia e independencia que se generan entre los miembros de una familia, encontramos ciertos roles que, de forma consciente o inconsciente, dan sentido a la existencia.

Estos roles o “papelones”—dependiendo de la intensidad con que hagamos gala de ellos—, se trasladan del ámbito familiar al empresarial, y afectan nuestros comportamientos y decisiones de negocio sin que apenas lo notemos.

Generalmente, por cada rol que ejercemos, existen uno o varios contra-roles que nutren la situación y la hacen sustentable. Y, aunque uno puede jugar más de un rol en diferentes contextos, solemos elegir un papel predominante con el que nos sentimos cómodos y actuamos de acuerdo a él.

En esta columna te compartiré algunos roles o “papelones” comunes que se presentan en las Familias Empresarias:

1.- La “Víctima” y el “Salvador”. La dupla más común, especialmente entre iguales (pareja) y en relaciones padres-hijos, hermano mayor-hermano menor.

El rol de “Salvador” implica salir a la defensa de... La motivación de quien lo ejerce es ayudar, sentirse útil ó cumplir una promesa. Indudablemente, este tipo de comportamiento está relacionado con la educación recibida y las expectativas creadas por las figuras de autoridad. Y, como es de esperarse, no aparece un “Salvador” si no co-existe alguien a quien proteger: La “Víctima”.

La “Víctima” alimenta las actitudes y comportamientos del súper-héroe (o heroína), dejándole tomar las decisiones y dependiendo enteramente de él. Su apoyo es más emocional que operativo, asumiendo a veces, culpas que no son suyas con tal de que el “Salvador” sienta que ha logrado su objetivo.

2.- El “Emperador”, el “Rebelde” y el “Puente”. Trío frecuente en relaciones hermanos-primos y entre padres-hijos. Estas interacciones ayudan a mantener la estabilidad en un sistema familiar extenso, donde la diversidad de pensamiento y acción causa “ruido”.

El “Emperador” representa la autoridad, la forma en que se han hecho las cosas. El “Rebelde”, por naturaleza, rompe el status quo. El “Puente” construye y re-construye relaciones—actuando como mediador familiar.

Así, observamos padres o primogénitos cuyo conflicto constante con alguno de sus hijos o hermanos tiende a ser mediado por un tercero familiar—esposa, hijo, hermano. En estos casos, se crean triángulos de comunicación que, aunque a largo plazo no son sanos—estresan altamente al “Puente” y lo desgastan emocionalmente—, pueden abrir canales de información.

3.-Gallina/Gallo Clueco y el Nini . Dupla común entre padres-hijos. Cuando papá, mamá o ambos, promueven el apoyo excesivo hacia los hijos, la co-dependencia total aparece. En consecuencia, los hijos entran en zona de confort y se vuelven comodinos—todo preguntan; todo les resuelven.

Indudablemente, existen niveles de Nini’s—desde parásitos a más no poder, hasta co-dependientes bondadosos. ¿Diferencia? El parásito encontrará la forma de manipular. El co-dependiente bondadoso tratará de cumplir las expectativas de sus padres.

En breve: Es importante conocer y reconocer los roles o “papelones” que jugamos en el ámbito familiar y evaluar cómo—y en qué intensidad—los trasladamos al negocio familiar. Solo si los detectamos, podremos corregir sus impactos y evitar conflictos.

Y tú, ¿encajas en alguno de éstos?

Socia de Trevinyo-Rodríguez & Asociados, Fundadora del Centro de Empresas Familiares del TEC de Monterrey y Miembro del Consejo de Empresas Familiares en el sector Médico, Petrolero y de Retail. rosanelly@trevinyorodriguez.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.