Revive PEMEX las refinerías y baja la importación
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Revive PEMEX las refinerías y baja la importación

COMPARTIR

···

Revive PEMEX las refinerías y baja la importación

México recurre a un menor nivel de compras de los petrolíferos del exterior.

Édgar Rivera
01/11/2019
Cadereyta requiere un gasto operativo de dos mil millones de pesos cada año.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las importaciones de gasolina cayeron a su nivel más bajo durante septiembre, desde los últimos cinco años, revela un análisis del sitio especializado Monitor Energético, con cifras oficiales de Pemex.

En el caso de la Refinería de Cadereyta, con sede en Nuevo León, que opera actualmente a cerca del 60 por ciento de su capacidad. A inicios de año rondaba en el 40 por ciento, de acuerdo con fuentes del complejo petrolero, y se espera que continúe alcanzando mayores eficiencias con diversos programas de mantenimiento que se llevan a cabo en este momento.

Fermín Narváez Camacho, experto en temas de energía, señaló recientemente aquí en Monterrey que con los proyectos de inversión y mantenimiento que se están realizando en la refinería de Cadereyta, se estima que ésta logre trabajar a alrededor del 80 por ciento de su capacidad a finales del sexenio actual.

“Esta afirmación está sustentada en información que ha dado a conocer la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, se espera que llegue en el transcurso del próximo año al 80 por ciento y en algunos momentos estar operando al 90 por ciento de su capacidad”.

Detalló que una refinaría de esa magnitud requiere un gasto operativo del orden de dos mil millones de pesos anualmente, para tener un mantenimiento adecuado, sin embargo, en los años recientes se rezagó ese sustento, por lo que ahora requiere una inversión adicional.

“Se han manejado diferentes cifras, la real no la conozco, pero debe andar entre dos mil a tres mil millones de pesos que se deben de ejercer en este año y otros tantos, unos dos mil en el año siguiente”, añadió.

Comentó que dada la configuración de la refinería de Cadereyta y el nivel de preparación de su personal, estima que será una de las primeras que alcanzará los niveles óptimos de operación.

IMPORTACIÓN A LA BAJA

En su análisis, Monitor Energético, indicó que en el noveno mes del año, las importaciones de gasolina fueron por 430.7 mil barriles diarios, lo que significa un descenso de 24.6 por ciento respecto al mismo periodo del 2018.

“La cifra reportada en septiembre pasado fue la más baja para el periodo desde 2014 cuando se compararon 355.1 mil barriles en el extranjero”, comentó Nestor Alanis, analista de Monitor Energético.

Las importaciones de gasolina fueron el equivalente a tres mil 433 millones de dólares en el tercer trimestre del año, 31.2 por ciento menos que en el mismo periodo de 2018 y el menor monto para ese periodo en dos años.

Solo en septiembre las gasolinas importadas significaron la erogación de 958.6 millones de dólares, 38 por ciento menos a tasa anual y la cifra más baja para un noveno mes del año desde 2013 cuando fueron 934 millones.

En el caso del diésel fue una historia semejante; en septiembre se compraron 156.6 mil barriles diarios, 28.4 por ciento menos que doce meses antes y el menor volumen para ese mes desde 2015.

“La política implementada por la actual Administración para elevar el nivel de uso de capacidad instalada de las refinerías ha generado que se destine una menor producción de petróleo para la exportación y se enfoque ahora más en la atención del mercado interno”, detalló Alanis.

En el tercer trimestre del año, el volumen de petrolíferos producido por la empresa se ubicó en 669 mil barriles diarios (mbd), lo que implica un alza de 4.7 por ciento respecto al mismo periodo del 2018.

Destacó la mayor oferta de diésel que pasó de 120 en el tercer trimestre de 2018 a 143 mbd en el mismo periodo de 2019, un alza de 19 por ciento.

La caída en las importaciones de los combustibles y la mayor producción del Sistema Nacional de Refinación provocó que la compra de productos para reventa por parte de la petrolera nacional cayera 30.5 por ciento en el tercer trimestre del año, lo que significa una baja de 48.9 mil millones de pesos en el periodo.