Monterrey

Revisión a detalle hacia los PAC´s, una tarea pendiente del SAT

La empresa regia Diverza, una de las primeras en convertirse en Proveedor Autorizado de Certificación, opere ahora con una nueva razón social: Soluciones de Negocios FNX, tras ser avalada por la misma autoridad.

Segunda parte

Tan pronto le comentaba en la ESFERA COMUNITARIA anterior, los antecedes, beneficios y logros para el Gobierno federal y las empresas en general desde la industria de la facturación electrónica en México, en el marco de su décimo quinto aniversario, y justo la semana pasada, se da a conocer públicamente que en México se defrauda al fisco por cerca de 500 mil millones de pesos al año mediante facturas falsas, monto nada despreciable que equivale a la décima parte del presupuesto público del País.

No cabe duda, que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tiene mucha tarea por hacer.

Y en este sentido, despierta la atención lo que consignamos en El Financiero MTY recientemente, que luego de enfrentar problemas con el SAT, por una deuda fiscal millonaria, la empresa regia Diverza, una de las primeras en convertirse en Proveedor Autorizado de Certificación (PAC), opere ahora con una nueva razón social: Soluciones de Negocios FNX, tras ser avalada por la misma autoridad.

La primera pregunta que surge aquí es: ¿Cómo un 'PAC', que presuntamente tenía años de no pagar impuestos, fue apoyado con un permiso para operar con una nueva razón social? En este caso, Diverza, firma que se presume tenía una deuda fiscal de entre 60 y 100 millones de pesos por impuestos, y de repente logra obtener esta autorización, lo que genera dudas y sospechas.

Pero lo preocupante de este caso es, que cuando el modelo de los PAC fue basado en un tercero en CONFIANZA, resalto la palabra CONFIANZA, éste debería de tener una reputación intachable.

Estimado lector, los modelos de terceros en confianza como la banca, fideicomisos, auditores, certificadores, entre otros, se caracterizan por tener una reputación que permite a los participantes confiar en ellos. Utilizamos a la banca para confiar nuestro dinero, a los fideicomisos para confiarles el cumplimiento de los contratos, a los auditores porque nos cuidarán con nuestro cumplimiento financiero y contable, y deberíamos confiar en nuestros PAC´s por la salvaguarda de nuestra información y del Cumplimiento Fiscal ante la autoridad.

Pero ¿Qué pasaría si un banco cometiera un fraude a sus inversionistas o ahorradores? ¿O si un fideicomiso tomara partido y no cumpliera con el contrato? ¿O si el auditor decidiera alterar la contabilidad de sus clientes? ¿O si un PAC no cumple con sus obligaciones fiscales? Como ocurrió con Diverza.

Cualquiera de esto ejemplos le aseguro que tendría consecuencias penales por el incumplimiento, sin embargo, en el caso de Diverza, no ocurrió así.

Algunos expertos nos comentan que esto haría suponer que existe una total falta de supervisión por parte de la autoridad hacia los PAC´s o tal vez hasta un alto grado de corrupción, en las propias autoridades. Lo más grave es que en cualquiera de las dos situaciones, se están poniendo en riesgo a los ingresos del País y la seguridad de la información de los mismos contribuyentes.

Recordemos que el modelo de PAC nace como un tercero en confianza, primero entre contribuyentes, y después el SAT se sumó a éste para efectos del cumplimiento fiscal, y tomó la batuta como autoridad para verificar que los propios PAC´s tuvieran la solvencia tecnológica, financiera, y moral para brindar la confianza. Además, la función de los PAC´s es apoyar tecnológicamente a los contribuyentes para que puedan realizar transacciones comerciales entre sí al mismo tiempo que cumplen con sus obligaciones fiscales de manera rápida y eficiente.

Sin embargo, también se han abierto otros problemas ante la falta de supervisión del modelo del PAC, por ejemplo, se ha permitido a los contribuyentes auto timbrarse sus facturas, creando la figura de AUTOPAC, lo que conlleva a que el contribuyente/PAC pueda alterar la información presentada al SAT a su discreción sin que la autoridad lo note.

Los expertos nos comentan que lo anterior ha generado un agujero en la lucha contra la evasión fiscal que algunas empresas están utilizando y no es detectado por la autoridad, mismas que utilizan los PAC´s coludidos con "factureros", que ya dice el propio Gobierno que le roban 500 mil millones de pesos al año.

Estimado lector ¿Cuáles PAC´s les timbraron los 500 mil millones de pesos a estos factureros? ¿Qué empresas a las que les condonaron impuestos se autotimbran?

La respuestas a estas preguntas nos la debe dar la propia autoridad ¿No cree usted?

En la siguiente columna seguiremos hablando de este tema.

El autor es economista de la UANL con Maestría de Análisis Político y Medios de Información en la Escuela de Graduados y Administración Pública (EGAP) del Tec de Monterrey.

Opine usted: erivera@elfinanciero.com.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.