Ratifica Fitch Ratings la calificación de A-(mex) para NL
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ratifica Fitch Ratings la calificación de A-(mex) para NL

COMPARTIR

···

Ratifica Fitch Ratings la calificación de A-(mex) para NL

Al cierre del 2017, la caja registró un saldo de 11 mil 335 millones de pesos.

Redacción
24/04/2018
Importante. La recaudación de Nuevo León destaca a nivel nacional, pues representa más del 20 por ciento de los ingresos totales.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Como resultado de una recaudación local elevada, sus buenos niveles de ahorro interno (AI), el perfil adecuado de la deuda pública directa, así como sus indicadores económicos y de bienestar social superiores al promedio nacional de Nuevo León, Fitch Ratings ratificó la calificación de la calidad crediticia del estado de Nuevo León en A-(mex) y mantuvo la perspectiva crediticia como positiva.

Sin embargo, destacó que los factores que limitan la calificación del estado son sus indicadores de apalancamiento elevado y sostenibilidad baja, así como las presiones de liquidez, reflejadas en el uso de líneas de corto plazo y de factoraje.

Además, la calidad crediticia está afectada por el alto nivel de deuda en entidades descentralizadas; contingencias relacionadas con el pago de pensiones y jubilaciones de los trabajadores al servicio del Estado, sin embargo, en términos relativos, compara favorablemente respecto a lo observado en otros Estados del país; y por presiones para cubrir requerimientos de inversión y de gasto operacional (GO) en el que destaca la seguridad pública.

“La perspectiva positiva del estado considera el fortalecimiento financiero presentado en los últimos dos años que resultó de una mejoría en la gestión administrativa. Nuevo León registró ingresos disponibles (IFOs) crecientes y mayor control en el gasto, lo que le permitió generar un nivel de AI que supera a la mediana del Grupo de Estados calificados por Fitch (GEF) y mejora su posición de liquidez”, señaló la calificadora.

Detalló que el factor de deuda y liquidez se define como débil con tendencia positiva. Al cierre de 2017, la deuda de largo plazo del estado, que incluye la deuda del Instituto de Control Vehicular (ICV), ascendió a 45 mil 472 millones de pesos. Este nivel es equivalente a 1.05 veces los IFOs, considerado como alto.

Por su parte, el servicio de la deuda consumió 93 por ciento del AI. De acuerdo a la Ley de Ingresos 2018 se cuenta con autorización para disponer de dos mil 550 millones de pesos en deuda de largo plazo, recursos destinados a inversión pública.

El servicio de deuda ejerce presión sobre la flexibilidad financiera de la entidad que refleja la necesidad de generar flujo disponible elevado (AI) para cumplir con sus compromisos financieros y realizar inversión con recursos propios.

Fitch comentó que el año pasado el estado realizó la reestructura y refinanciamiento de su deuda, proceso mediante el cual disminuyeron las sobretasas pactadas, se cambió el perfil de amortización y, para cada financiamiento, se afectó un porcentaje de sus participaciones federales para cubrir su servicio (intereses y amortización).

“Actualmente, la totalidad de la deuda de largo plazo está inscrita en Fideicomisos de Administración y Fuente de Pago, y se tienen contratados instrumentos derivados de cobertura ante alza en las tasas de interés sobre aproximadamente 45 por ciento de la deuda”, comentó.

Al cierre del 2017 la deuda bancaria de corto plazo registró un saldo de dos mil 691 millones de pesos.

Adicional a la deuda directa, Nuevo León registra financiamientos con la banca de desarrollo bajo el esquema de Bono Cupón Cero, cuyo saldo es de cuatro mil 978 millones de pesos.