¿Qué se espera para el tipo de cambio en el segundo trimestre?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué se espera para el tipo de cambio en el segundo trimestre?

COMPARTIR

···

¿Qué se espera para el tipo de cambio en el segundo trimestre?

Se comporta con la misma estacionalidad que en años pasados, se ubicaría alrededor de 19.50 en abril, 19.60 en mayo y 19.80 en junio.

Opinión MTY Entorno Macro-económico Gabriela Siller Pagaza
04/04/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Gabriela Siller Pagaza.
Gabriela Siller Pagaza.Fuente: Cortesía

El peso cerró el primer trimestre del año con una apreciación de 1.11 por ciento o 21.8 centavos, cotizando alrededor de 19.43 pesos por dólar, tocando un máximo de 19.7732 y un mínimo de 18.7480 pesos por dólar, y mostrando una volatilidad anualizada de 8.46 por ciento, la más baja para un primer trimestre desde 2014.

Los principales determinantes de la apreciación del peso durante el primer trimestre fueron:

1.- El debilitamiento del dólar estadounidense, ante las señales de menor crecimiento económico para Estados Unidos y una postura de política monetaria más acomodaticia por parte de la Reserva Federal.

2.- La disminución de las presiones inflacionarias, ya que la inflación logró ubicarse por debajo de 4.0 por ciento.

3.- Menor nerviosismo con respecto a las acciones del Gobierno Federal. Se reforzó la idea de que el gobierno seguirá apoyando financieramente a Pemex y miembros del Gabinete de López Obrador reiteraron la importancia de cumplir los objetivos fiscales.

Hacia adelante, si el tipo de cambio se comporta con la misma estacionalidad que en años pasados, se ubicaría alrededor de 19.50 en abril, 19.60 en mayo y 19.80 en junio.

Los factores externos que podrían generar presiones al alza para el tipo de cambio son:

1.- El proceso de aprobación del T-MEC. Se espera que el Congreso de Estados Unidos inicie el proceso de ratificación del acuerdo comercial entre mayo y junio, aunque podría haber contratiempos si los demócratas pretenden bloquear políticamente a Trump rumbo a las elecciones del 2020.

2.- Las amenazas en contra de México, en un contexto cada vez más electoral en Estados Unidos. Trump ya aseguró que cerrará la frontera de su país si el gobierno mexicano no frena inmediatamente el flujo migratorio proveniente de Centroamérica, lo que traería consecuencias negativas para el comercio y la actividad económica de ambos países, particularmente de México. De llevar a cabo un cierre de la frontera con México, el tipo de cambio enfrentaría severas presiones al alza, ubicándose muy probablemente por arriba de 20 pesos por dólar. La subida en el tipo de cambio dependería del tiempo que permanezca cerrada la frontera.

3.- La guerra comercial entre Estados Unidos y China, que amenaza el crecimiento económico global.

4.- Los precios del petróleo, que podrían enfrentar presiones a la baja como consecuencia de la guerra comercial y la desaceleración económica global, afectando negativamente a las divisas de economías productoras de materias primas y países emergentes como México.

5.- La aversión al riesgo provocado por diferentes eventos como noticias sobre el Brexit, cambios en calificación crediticia de otros países, etc.

Entre los factores internos que podrían generar presiones al alza para el tipo de cambio destacan:

1.- Posibles iniciativas desde el poder legislativo que puedan generar incertidumbre sobre la conducción de la política económica en México. En el pasado reciente, las iniciativas desde el poder legislativo han generado volatilidad y contribuido con el incremento del riesgo país.

2.- La posibilidad de que se revise la calificación crediticia de México si se observa un deterioro de las finanzas públicas. En las primeras semanas de mayo podrían darse a conocer opiniones de las agencias calificadoras, una vez que se hayan publicado, a finales de abril las estimaciones preliminares de crecimiento económico.

Sin embargo, también existe la posibilidad de que China y Estados Unidos lleguen a un acuerdo, lo cual puede bajar el tipo de cambio. Asimismo, incrementos en la probabilidad implícita de que la Fed recorte su tasa de interés, debilitan al dólar, favoreciendo al peso.

No obstante, entre los factores que favorecen y los factores que debilitan al peso, actualmente parece tener mayor peso aquellos que debilitan al peso.

La autora es economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Opine usted: gsiller@bancobase.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.