Planeación Estratégica, replantear modelo de negocio
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Planeación Estratégica, replantear modelo de negocio

COMPARTIR

···

Planeación Estratégica, replantear modelo de negocio

Se mencionarán recomendaciones para que durante esta etapa las empresas de Monterrey, de Nuevo León y de México, lleven a buen término este replanteamiento.

Opinión MTY factor clave Irving Alfredo González Esqueda
04/06/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Irving Alfredo González Esqueda
Irving Alfredo González Esqueda Fuente: Cortesía

El cambio de época que se esta viviendo hace que las empresas a través de su planeación estratégica (en adelante Planeación) deben replantear su modelo de negocio. Este es el segundo artículo de una serie de etapas donde revisaremos en forma práctica para una empresa mediana y/o familiar (en adelante Empresas) sus Fortalezas y Oportunidades, Debilidades y Amenazas (en adelante FODA) y dado el entorno cambiante se recomienda replantear sus metas y proyectos a corto y mediano plazo.

En el presente artículo se mencionarán recomendaciones para que durante esta etapa las empresas de Monterrey, de Nuevo León y de México, lleven a buen término este replanteamiento. Las mismas han sido recopiladas de diversos expertos en la materia (autores, profesionistas y documentos, entre otros.) así como experiencias propias.

Ahora bien, considero que algunas empresas en el país desarrollan su planeación en forma periódica, y determinan escenarios posibles y con base en ellos hacen replanteamiento de su modelo de negocio. Entonces, los tiempos actuales nos empujan a que el ejercicio sea dinámico y que no solo las empresas grandes sino las medianas y pequeñas deben acompañarlos en el mismo ejercicio ya que todos ellos conviven en la cadena productiva.

Insisto, Monterrey es un claro ejemplo de encadenamiento.

El modelo de negocio en la empresa requiere un ejercicio de autocrítica para definir inicialmente su FODA y esto permite el planteamiento de su nuevo modelo de negocio. Habrá que definir si se desea seguir en la misma “industria” o incursionar en alguna nueva cuya perspectiva económica tenga un crecimiento en los siguientes años. Además, de revisar si se desea permanecer solo en los mercados nacionales (algunos les llaman domésticos) o daría mayor valor agregado a la empresa los mercados internacionales (algunos les llaman foráneos). Definir si se desea mantener las unidades productivas en el país o en el mercado foráneo. Usar los medios tradicionales de comercialización o innovar con nuevas plataformas digitales. Estas son algunas preguntas que se deben hacer y a través de sus respuestas se irá conformando lo que el empresario desea como un nuevo modelo de negocio.

Algunos ejemplos son: 1) desea incursionar en otras regiones del mercado nacional ofreciendo de manera no tradicional sus servicios de asesor de viajes de placer “leisure travel” a destinos no convencionales; 2) desea ofrecer sus productos al mercado de la “nostalgia” en las ciudades de Estados Unidos (EU) donde mayor concentración hay de connacionales con edades de 45 a 70 años de edad; 3) ofrecer servicios de mantenimiento de redes y comunicaciones con equipos de connacionales a empresas ubicadas en las ciudades de EU donde mayor concentración de cierto tipo de software; 4) desea ofrecer sus productos al mercado “saludable” en las ciudades de EU donde mayor concentración hay de connacionales con edades de 21 a 35 años de edad.

Estos son tan sólo algunos ejemplos de los modelos de negocio que resultan de replantearse el modelo actual.

En algunas empresas este ejercicio se logra internamente con el apoyo directivo y de los consejeros. Pero en otras empresas se recomienda apoyar con especialistas o asesores que han aplicado la planeación estratégica en empresas medianas y tienen experiencia en su dinámica cultural que es diferente al de una empresa institucional.

El autor es Contador Público con Master en Administración y Finanzas. También es Socio de Elizondo Cantú, S.C.

Opine usted: igonzalez@elizondocantu.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.