Peligran las pensiones de trabajadores al usar fondos en el nuevo aeropuerto CDMX
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Peligran las pensiones de trabajadores al usar fondos en el nuevo aeropuerto CDMX

COMPARTIR

···
menu-trigger

Peligran las pensiones de trabajadores al usar fondos en el nuevo aeropuerto CDMX

bulletSe sabe que Carlos Slim, a través de su Afore INBURSA, adquirió más del 40% de esta emisión buscando quizás garantizar el financiamiento de la obra civil que su propio grupo Carso se adjudicó.

Opinión MTY COMENTARIO ECONÓMICO Marco A. Pérez Valtier
28/03/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Marco Pérez ValtierFuente: Félix Vásquez

Pues ahora resulta que los estrategas financieros del nuevo aeropuerto de la CDMX, cuyo esquema más que premiado, debe ser sancionado, decidieron acudir al mercado financiero de las Fibras E, y el pasado viernes emitieron Certificados Bursátiles Fiduciarios de Energía e Infraestructura (CBFEs) por 30 mil millones de pesos, para seguir financiando la construcción del controvertido aeropuerto.

Se sabe que Carlos Slim, a través de su Afore INBURSA, adquirió más del 40 por ciento de esta emisión, (13 mil millones de pesos, casi un 12 por ciento de sus activos), buscando quizás garantizar el financiamiento de la obra civil que su propio grupo Carso se adjudicó.

El esquema financiero utilizado, es un Fideicomiso que emite estos Certificados, y con los recursos obtenidos adquiere acciones preferentes del Grupo Aeroportuario, constructor del aeropuerto, que de acuerdo al prospecto de colocación, ofrecen un rendimiento OBJETIVO de 10 por ciento REAL anual, un bombón nada despreciable.

Si consideramos que la AFORE Inbursa es la de menor rendimiento del sistema, y que en 2017 su rendimiento real fue de solo 1.2 por ciento, versus un 3 por ciento promedio del sistema, esta decisión pudiera parecer razonable, sin embargo, es importante revisar lo que el propio prospecto de colocación señala:

“Por la naturaleza de los CBFEs, estos valores NO pagan a sus tenedores en fecha o con periodicidad alguna, montos por concepto de principal ni intereses. En este sentido, el Fiduciario queda liberado de cualquier responsabilidad de pago que se vincule con dichas cantidades”.

Es decir, no existe NINGUNA garantía de que en efecto, estos Certificados pagarán a sus tenedores el rendimiento ofrecido, el cual además, se prevé que iniciaría hasta el año 2021, siempre y cuando haya flujos disponibles, ya que como se explica también, la principal fuente de ingresos de Grupo Aeroportuario, es el TUA, el cual YA fue cedido de manera onerosa y se encuentra garantizando el servicio de la deuda ya contraída, que suma más de siete mil millones de dólares, y que IRÁ CRECIENDO conforme las necesidades financieras del proyecto, y que estos compromisos de pago tiene PRELACIÓN sobre estos Certificados.

Es simplemente ABSURDO pensar que con un TUA actual de poco más de ocho mil millones de pesos al año, se puedan pagar los intereses y el capital de una deuda actual de más de siete mil millones de dólares, y que puede subir a más de 10 mil millones de dólares.

Peor aún, el TUA es para pagar los gastos de operación del aeropuerto, NO son ingresos de libre disposición!! De hecho, el aeropuerto Benito Juárez vino operando con pérdidas en años pasados, y solo hasta el brutal aumento del TUA en 2014, de más de 70 por ciento, pudo operar con utilidades, de poco más de 300 millones de pesos en 2015 y de mil 100 millones en 2016.

Es INGENUO e ILUSO pretender financiar una inversión de 13.3 miles de millones de dólares (de los cuales más de 10 mil millones de dólares, serán financiados) dando como garantía de pago un TUA de 450 millones de dólares anuales, que solo generan una utilidad neta de 50 millones de dólares al año.

Aunque usted no lo crea, los más de 60 mil millones de pesos que la SHCP ha fondeado a Grupo Aeroportuario, para la construcción del aeropuerto, son recursos RECICLADOS, provenientes de DEUDA, recursos que el Grupo Aeroportuario recibió al vender el TUA, y que a su vez pagó a Hacienda por concepto de Aprovechamientos!!!!

Los recursos obtenidos por los “Bonos Verdes”, han seguido la misma ruta, el fideicomiso colocador los entrega a Grupo Aeroportuario como contraprestación por ceder el TUA, éste a su vez los transfiere a la SHCP vía Aprovechamientos, y finalmente se le regresan como aportación de capital, vía el fideicomiso 80726.

Qué estafa maestra ni que ocho cuartos, y todavía la comunidad financiera internacional les “premia” el esquemita, que por cierto, ya se había utilizado para financiar la terminal 2, es decir, es un refrito.

Con un flujo actual de 44.7 millones de pasajeros al año, está en chino que el TUA pueda generar recursos para servir los créditos y los bonos verdes, menos para darle un rendimiento decente a los aforados de INBURSA, por lo que sus futuras pensiones están en grave riesgo.

El nuevo aeropuerto, al menos en su aspecto financiero, está muerto antes de nacer, y más que un elefante blanco, será un verdadero Mamut.

Es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio de Economía en Pérez Góngora y Asociados. mperezv@perezgongora.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.