Monterrey

Pedro Trejo: Beneficios de la revisión de mercancía en origen

Desaprovechan empresas las facilidades que ofrecen los mecanismos para la introducción de mercancías en la frontera.

La revisión de mercancía en origen de las empresas es una autorización aduanera que, adecuadamente utilizada simplifica el tiempo de despacho en el punto de entrada al país; constituye un procedimiento especial para las importaciones definitivas e incluso temporales, con beneficios administrativos; pero poco aprovechada por las Empresas IMMEX.

También conocido como registro del despacho de mercancías o revisión en origen (RO), permite a las empresas reducir o evitar el pago de multas por omisión de contribuciones en la declaración aduanera o cuando con motivo del reconocimiento la aduana detecta datos inexactos o algunas otras infracciones a la ley, ya que permite la rectificación de datos en el pedimento o el cumplimiento espontáneo, sin que implique responsabilidad para el agente aduanal, agencia aduanal o apoderado aduanal, condescendiendo incluso la salida de la mercancía de la aduana, salvo en ciertos casos de detección de mercancías sujetas a restricciones no arancelarias.

Algunas de las características relevantes del procedimiento de RO son: a) Se considera que los importadores verificaron las mercancías en origen antes de ingresarlas al país, por lo que no es necesario realizar el reconocimiento previo de las mercancías, por ejemplo, tratándose de maquinaria. b) El importador podrá pagar espontáneamente las contribuciones y cuotas compensatorias omitidas; así como retornar al extranjero las mercancías recibidas en exceso, siempre que se trate de activos fijos o mercancías que no corresponden a las actividades propias de las empresas IMMEX. c) Las IMMEX podrán corregir espontáneamente pedimentos de importación temporal para destinar a dicho régimen las mercancías que no hubieran declarado, sin que deban pagar las contribuciones o cuotas compensatorias y multas. d) Las empresas siempre podrán presentar a la autoridad las correcciones a los pedimentos mediante declaraciones complementarias. e) Al final del ejercicio, se deberá hacer un cálculo y ajuste anual, considerando márgenes de error para el pago de contribuciones omitidas; de este modo, en los primeros meses del ejercicio siguiente, las empresas registradas deberán pagar, de ser el caso, los gravámenes correspondientes que resulten a su cargo conforme al cálculo, y esto se indicará esto en un Reporte Anual que se presenta al SAT. f) Por tanto, habrá la aplicación de una contribución anual por ejercicio fiscal en lugar de la imposición de multas por la omisión de contribuciones en las operaciones particulares en las que la autoridad aduanera descubra omisiones.

El esquema de RO es un programa aduanero excelente que trae consigo mejores prácticas y rendimientos monetarios a las empresas, agilidad en el despacho, menores riesgos de sanciones y responsabilidades, así como eficacia en las operaciones IMMEX; pero debido a los excesivos requisitos que el SAT exige para autorizar este registro se observa en la práctica que éste se restringe a un grupo selecto, por lo que recomiendo a ADUANAS que en AUTOMÁTICO autorice este esquema a las empresas Operador Económico Autorizado (OEA) para incentivar estos esquemas de tendencia mundial.

El autor es Asesor del comité de Comercio Exterior de Index Nuevo Leon.

Opine usted: servicios@indexnuevoleon.org.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.