menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pablo de la Peña: Tres factores que limitarán el crecimiento en el 2021

COMPARTIR

···
menu-trigger

Pablo de la Peña: Tres factores que limitarán el crecimiento en el 2021

bulletDespués de la caída de casi 10 puntos en el 2020, un crecimiento superior al tres por ciento es bienvenido.

Opinión MTY LA POLÍTICA EN CIFRAS Pablo de la Peña Sánchez
12/01/2021
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Pablo de la Peña Sánchez.
Pablo de la Peña Sánchez.Fuente: cortesía

Los últimos pronósticos del Banco de México, CEPAL, OCDE y otros organismos financieros internacionales nos dicen que la economía de México crecerá en el 2021 entre un 3.4 y un 3.8 por ciento.

Después de la caída de casi 10 puntos en el 2020, un crecimiento superior al tres por ciento es bienvenido. Sin embargo, creo que hay al menos tres condiciones relevantes que debemos tomar en cuenta que afectarán el desempeño de la economía mexicana en el 2021.

El primero es sin duda el tema de la pandemia, los contagios siguen subiendo casi sin control derivado de la falta de medidas de contención eficaces, no solo en México, sino en todo el mundo.

De acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins, a nivel mundial del 9 de diciembre al 9 de enero se ha incrementado un 30 por ciento el número total de contagios, estamos ya rebasando los 90 millones de casos. En los Estados Unidos durante el mismo periodo se incrementó un 43 por ciento el número de contagios acumulados, esto es cerca de 215 mil casos diarios; y en México el incremento ha sido del 26 por ciento, con más de 10 mil casos promedio diarios y así superamos ya el millón y medio de contagios acumulados.

El ritmo de aplicación de las vacunas contra el Covid será clave para asegurar la reactivación económica en todos los países. Sin embargo, la vacunación dependerá de la capacidad de cada país para adquirir, resguardar, distribuir y aplicar las vacunas. No peco de pesimista, pero claramente tenemos un serio problema en México para acelerar la aplicación de las vacunas al personal de salud.

Al ritmo que llevamos terminaremos para abril de aplicar aproximadamente el millón de vacunas para el personal de salud, sin haber empezado con los otros grupos de riesgo.

De no resolver este reto inminente para acelerar la vacunación en nuestro país, dudo mucho que tengamos un crecimiento económico significativo en el primer trimestre de este 2021.

La segunda condición para asegurar tener una recuperación económica en el 2021 depende de la inversión pública y privada. De manera limitada la inversión privada se ha mantenido fluyendo principalmente en aquellos sectores que se encuentran conectados estratégicamente con la cadena de suministro internacional, y por lo mismo no pueden dejar de invertir. Sin embargo, la falta de inversión pública en proyectos productivos no ha incentivado al sector privado para incrementar su inversión.

Los proyectos prioritarios de la actual administración federal distan mucho de ser realmente estratégicos, creo yo que terminarán siendo elefantes blancos (Dos Bocas, el Tren Maya por mencionar algunos) mientras tanto el sector privado carece de confianza para invertir en nuevos proyectos.

Sabemos que el monto de las remesas que ha llegado al país en el 2020 no ha tenido precedente, ha superado ya los 36 mil millones de dólares, pero ese dinero no es inversión, ese dinero se va al consumo de las familias mexicanas y ayuda a compensar la falta de ingresos por la pérdida de trabajo y falta de oportunidades en nuestro país. Así mismo el incremento en las becas para Jóvenes Construyendo el Futuro tampoco es inversión, es gasto público que se va al consumo de quienes reciben ese dinero. Necesitamos inversión que genere empleos y que incremente la capacidad productiva urgentemente.

El tercer elemento que condicionará el crecimiento en este año será la elección intermedia que tendremos el 6 de junio. Se elegirán 15 gubernaturas, 300 diputados federales de mayoría relativa más 200 de representación proporcional; más de 21,300 diputados locales; más de 2,200 presidentes municipales; más de 2,100 sindicaturas y más de 15,400 regidurías y concejales. Será la elección más grande hasta ahora en nuestro país.

La composición política, la escasez de liderazgos en las candidaturas y la polarización que estamos viviendo actualmente convertirán esta elección en una prueba para nuestras incipientes y débiles instituciones que, por si fuera poco, son atacas diariamente con mera demagogia desde Palacio Nacional. Lo que pase en estas elecciones generará un grado importante de incertidumbre que limitará la inversión y por ende el crecimiento potencial en nuestro país para el segundo semestre del año.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.