Pablo de la Peña: Sin estrategia ante un riesgo inminente
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pablo de la Peña: Sin estrategia ante un riesgo inminente

COMPARTIR

···
menu-trigger

Pablo de la Peña: Sin estrategia ante un riesgo inminente

bulletSe necesita mejorar sustancialmente el ambiente de confianza para la inversión privada.

Opinión MTY La política en cifras Pablo de la Peña Sánchez
25/02/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Pablo de la Peña Sánchez.
Pablo de la Peña Sánchez.Fuente: Cortesía

Estamos prácticamente terminando el segundo mes del año, y aún no se ve una estrategia clara para retomar el crecimiento de la economía mexicana. Es cada vez más claro que el gobierno federal se enfocará en los megaproyectos previamente anunciados y nada más. Pero esos megaproyectos difícilmente tendrán un efecto multiplicador a nivel nacional.

De llegar a concretarse el proyecto del tren maya, por ejemplo, el efecto será regional, pero difícilmente ayudará al desarrollo de otros estados que entraron ya en una recesión industrial en el 2019.

De acuerdo con las cifras publicadas por INEGI sobre la actividad industrial al mes de octubre del 2019, podemos ver que 19 de los 32 estados, tienen una tasa de crecimiento industrial anual promedio negativa al décimo mes del año. Los cincos estados con mayor tasa negativa promedio en su actividad industrial son: Baja California Sur con -20.10 por ciento, Tabasco con -13.07, Oaxaca con -11.73, Chiapas con -11.27, y Edo de México con -9.24 por ciento.

Por otro lado, los estados con las tasas más altas de crecimiento promedio anual en su actividad industrial son: Tlaxcala con 22.14 por ciento, Colima con 18.42, Quintan Roo con 6.14, Chihuahua con 5.95 y Durango con 4.86 por ciento.

Claramente las tasas de crecimiento positivo en la actividad industrial al mes de octubre no se comparan con las altas tasas negativas, por tal motivo cerramos el 2019 con un crecimiento industrial, a nivel nacional, de -1.8 en términos anuales. De los siete estados en el sureste el país, solamente dos tienen tasas de crecimiento positivo, estos son Quinta Roo con 6.14 y Yucatán con 2.6 por ciento, pero el promedio del crecimiento industrial en esos estados del sureste del país es de -4.7 por ciento.

Sin duda se requieren proyectos sustanciales de inversión pública en tales estados. Pero como ya lo mencioné, dicha inversión pública difícilmente ayudará a Zacatecas o a San Luis Potosí, Nayarit, Sonora o Aguascalientes.

Lo que se necesita es mejorar sustancialmente el ambiente de confianza para la inversión privada de manera urgente. Enfatizo de manera urgente, porque aún no alcanzamos a visualizar el impacto potencialmente negativo que tendremos en los próximos meses por el efecto del Coronavirus (COVID-19), si no diseñamos una estrategia de compensación del impacto en el mercado exterior, tendremos nuevamente un año con tasas de crecimiento negativas. Debemos acelerar la inversión doméstica privada y pública para compensar lo que pueda pasar en el mercado exterior.

Para darnos una idea del tamaño del impacto potencial es importante dimensionar que el puerto de Wuhan, en donde se originó la epidemia de Coronavirus, maneja más de cuatro mil 100 contenedores al día, esto es más de 1.5 millones de contenedores al año, con una gran variedad de productos. Si contamos los días que la ciudad de Wuhan lleva en cuarentena podemos estimar el número de contenedores potencialmente sin movilizar.

A eso, habrá que agregarle el daño comercial local tanto de empresas domésticas como de multinacionales que operan en China. Se estima que el H1N1en el 2009 le quitó un 0.5 por ciento del Producto Interno Bruto Global.

Aunque, la Organización Mundial de Salud aún no ha declarado que el Coronavirus de Wuhan sea pandemia, cada vez hay más casos en toda Asia, en Europa y en Norte América. En este entorno, no será extraño ver una nueva reducción en la producción manufacturera en los siguientes meses en México, esto mientras las empresas manufactureras reorganizan su logística para mover sus productos con el mercado asiático.

Aunque el comercio internacional directo con Asia es menor, comparado con el que tenemos con Norte América, hay que tomar en cuenta que las principales empresas manufactureras multinacionales que operan en México tienen también relación comercial con Asia, China y Corea del Sur principalmente.

Sugiero que nos olvidemos de todas las pantallas que tratan de ocultar la realidad, dejemos a un lado la rifa de avión, de si los culpables de todos nuestros males fueron neoliberales y conservadores, o que si la prensa “fi fi” tiene un complot en contra del gobierno federal; es necesario que nos enfoquemos en lo que tenemos enfrente en este momento.

Hay una clara crisis económica que podemos contener y evitar; hay una eminente crisis de salud que debemos prevenir. Si no hacemos cambios de estrategia económica para fortalecer el mercado interno, para crear más empresas y más empleos formales, el panorama en este 2020 no será muy prometedor.

Opine usted: ppenia@tec.mx

El autor es Decano Asociado de Educación Continua de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno, del Tec de Monterrey.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.